07 de noviembre de 2019
07.11.2019
Ex secretario técnico del Oviedo

Michu: "No quiero ser un estorbo para el Oviedo"

"No me molestó el 'casting del Marriot'; están tomando decisiones y con el tiempo se verá si son acertadas o no"

07.11.2019 | 01:06

Miguel Pérez Cuesta, "Michu" (Oviedo, 1986), se despidió ayer del Oviedo por tercera vez en su carrera. Las dos primeras se marchó siendo futbolista. Esta vez, solo en la sala de prensa del Tartiere, sudadera blanca y gesto cansado, lo hizo como encargado de la planificación deportiva, desilusionado con su papel en el club. Comenzó su comparecencia acordándose de Celestino Rubiera, histórico trabajador del club fallecido ayer. Luego entró en faena en una rueda de prensa de más de cuarenta minutos, una de las más largas en el Oviedo en los últimos años. Dijo que se va. Y se va por varias razones.

"Me senté aquí hace siete meses y dije que en el momento que no pudiese ayudar me haría un lado. Ha habido muchos acontecimientos, pasaron tres entrenadores y se fue un director general. Todas las informaciones que van saliendo hacen que me reúna con el club y que me haga a un lado. Es lo que siento como oviedista y me voy con la conciencia tranquila, seguiré viniendo al estadio. Os hablo con el corazón en la mano, he sido siempre un tío honrado. Entiendo que dirigir el club es difícil y hay que tomar decisiones complicadas. No quiero ser un estorbo, lo dije cuando me senté y me voy tranquilo", dijo Michu sobre los motivos de su marcha.

"Cogí una plantilla que estaba hecha y quiero agradecer a Arturo que me haya ayudado a acometer la inversión necesaria. Viendo los acontecimientos y todas las informaciones que están saliendo, que son verdad, considero que me tengo que echar a un lado y así lo hago. Libero los veinte meses que me quedan de contrato", reiteró Michu. El ovetense hizo referencia al "casting del Marriot", un encuentro en Madrid organizado por el Oviedo en el que Federico González y Jorge Menéndez Vallina se reunieron con varios directores deportivos del panorama nacional. "No me pareció mal el casting. Yo no soy el que tengo que tomar esa decisión. Están tomando decisiones y con el tiempo se verá si son acertadas o no", despejó Michu.

El ovetense también negó que su marcha se deba a la falta de apoyos tras el adiós de Joaquín del Olmo, su valedor en el club. "El motivo de mi marcha no es Joaquín, yo me hago a un lado. El club entiende mi decisión, no diré una palabra mala del Oviedo. Agradezco a Joaquín su confianza", dijo.

Michu no quiso entrar en muchos detalles concretos de su descontento en el Oviedo. Negó intromisiones en su trabajo del día a día y se esforzó en decir varias veces que, aunque su cargo fuese el de secretario técnico, él ejerció realmente como director deportivo. "He ejercido de director deportivo, aunque mi cargo fuese secretario técnico. Quiero agradecer a Arturo Elías, porque ha ayudado económicamente y si no hubiese sido difícil. Quiero agradecerle haberme dejado volver a mi club y en estos siete meses me ha ayudado a ejercer mi trabajo", indicó. Michu aseguró varias veces haber sido partícipe en todos los fichajes, confeccionados en base a un presupuesto estimado por él de 1.400.000 euros. Pero, en cambio, admitió no haber tenido influencia en el nombramiento de Egea y Rozada como entrenadores y en el despido de Anquela. "Es una de las funciones que no me correspondieron a mí. Sí he dado mi opinión sobre los tres", aseguró.

La llegada de Egea como entrenador y su renovación fueron una apuesta de Arturo Elías, y la de Rozada fue de Joaquín del Olmo. Michu, además, desveló que habló con Arturo Elías sobre su marcha: "Me dijo que siempre fui honrado y que tengo las puertas abiertas. Yo estaré siempre a su servicio". Michu, además, se encargó varias veces de recalcar su implicación con el Oviedo: "Soy del Oviedo, lo he mostrado en muchas ocasiones. Una muy clara con el eterno rival. Quiero dejar claro que Michu está aquí por su trabajo. A los aficionados les digo que empujen. Nos hemos caído muchas veces y nos levantaremos otras tantas. A medida que los resultados no son como se esperan se genera una desilusión. Creo que el Oviedo está yendo hacia arriba". Michu también dedicó buenas palabras a Rozada, técnico actual. "Está sacando rendimiento a la plantilla y es de la casa. Puede estar aquí muchos años. Se está ganando su continuidad, aunque es pronto para hablar de una renovación", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas