Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lunin, agradecido al Oviedo: "Es una gran oportunidad, estoy feliz"

Luismi, en Asturias, también podría ir convocado para el encuentro ante el conjunto andaluz - El nuevo guardameta azul llegó ayer a la ciudad y se apunta a Almería: "Haré todo por jugar"

Lunin.

Lunin. R. V.

Uno que ya está, otro que se va y otro que llegará. El Oviedo vivió ayer un día frenético en el mercado de fichajes que, a falta de confirmación oficial, cristalizará hoy por fin con las dos primeras incorporaciones de Francesc Arnau en el mercado de invierno. Uno de ellos, el meta Lunin, llegó a última hora a la ciudad y ya hablaba como jugador azul.

"Estoy muy contento por fichar por el Oviedo, está todo preparado y es una gran oportunidad para mí", indicó Lunin, en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA tras su llegada a la ciudad asturiana, ayer a última hora. El meta ucraniano, además, se ve con fuerzas para poder jugar contra el Almería: "Depende del míster, pero voy a hacer todo por jugar mañana". Lunin ya ha podido conocer a su entrenador, Javi Rozada: "Sí, he hablado con él y está contento con tenerme aquí. Yo también estoy feliz". El ucraniano se embarca en una aventura en Segunda División tras dos cesiones en la máxima categoría. "No tengo muchas referencias del Oviedo, pero sé que es un club histórico con mucha afición", sentenció el meta.

El centrocampista del Valladolid Luis Miguel Sánchez Benítez "Luismi" (Puerto Serrano, Cádiz, 1992), será el segundo fichaje. Regresó ayer a la ciudad asturiana (ya había estado la semana pasada) -estuvo por la mañana en El Requexón, aunque no pudo entrenarse con el resto del equipo- y por la tarde concretó los últimos flecos de su llegada al Oviedo, pendiente al cierre de esta edición del anuncio oficial. Luismi, que se ha estado entrenando con el Valladolid, podría ir citado mañana mismo para jugar ante el Almería en los Juegos Mediterráneos (21.00 horas, Gol).

Los movimientos coinciden con la marcha del delantero Joselu -pendiente también de ser oficial- que ayer ya estaba haciendo las maletas rumbo a Tenerife y el jueves pasará el reconocimiento médico y podría ser anunciado. La opción del club isleño, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA el pasado 8 de enero, era la favorita para los intereses de las tres partes (Oviedo, Tenerife y jugador) y las complicaciones de la semana pasada no impidieron el acuerdo final.

De un plumazo y pendiente de confirmación, Arnau, con la ayuda de David Comamala, su mano derecha, ha tachado la casilla tres de los retos marcados por la dirección deportiva: darle salida a Joselu, firmar un pivote defensivo de garantías y reforzar la portería. La dirección deportiva y el cuerpo técnico tienen clara la apuesta por Luismi, que llega cedido al Oviedo hasta final de temporada. Lo consideran la pieza ideal en una posición que ya se buscaba potenciar desde verano.

El inconveniente del andaluz es su inactividad: solo tres partidos jugados en las dos últimas temporadas, todos ellos en Copa del Rey. En Oviedo, creen en el club, volverá a tener la continuidad necesaria que le aupó como un jugador de caché en Segunda División que logró ascender con el Valladolid. Con Lunin, no existe duda alguna. Mejor portero del Mundial sub-20, llega para ser el portero titular. Alfonso Herrero, portero suplente de los azules esta campaña, es consciente de la posible incorporación del meta ucraniano de 20 años y el próximo movimiento apunta a ser su marcha del Oviedo cuatro temporadas después de llegar al club azul.

Compartir el artículo

stats