Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los patrocinios permitieron ampliar el tope del Oviedo en 641.000 euros

La tramitación del acuerdo con el Ayuntamiento, que no fue posible en agosto, clave para los fichajes - La Liga detectó que algunas fichas se contaban en el primer equipo cuando debían integrarse en el filial

Con la ayuda de algunas empresas y solventando los férreos controles de la Liga. Ese fue el camino escogido por el Oviedo para darle a Francesc Arnau, director deportivo, el margen del movimiento suficiente para reforzar una plantilla desequilibrada que mantenía al conjunto azul en la parte peligrosa de la

El tope salarial, elevado en 641.000 euros. Es el resultado de las diversas operaciones efectuadas por el Oviedo en el mercado de invierno, principalmente con la llegada de nuevos patrocinios. Ese es el margen que permitió a Arnau incorporar cinco futbolistas, facilitadas las operaciones, también, por la salida de cuatro hombres con peso en la masa salarial. El Oviedo cuenta actualmente con el 12.º tope salarial de Segunda, ha perdido una posición respecto a septiembre. Ha habido ocho equipos que han aumentado su límite ahora en cantidades mayores que la del Oviedo. El incremento de 2.060.000 euros del Deportivo encabeza el ranking.

El Ayuntamiento, clave. Para entender de dónde viene un aumento tan pronunciado, cuando no se llevó a cabo ninguna ampliación de capital por parte de Carso, hay que atender a varios factores. El primero, de gran peso, el acuerdo de patrocinio con el Ayuntamiento, que el club y el Consistorio, aunque cerrado antes, no firmaron hasta el pasado diciembre: 1,18 millones de euros a repartir en los próximos 3 años. Fue entonces cuando computó en el tope salarial, con un incremento de 325.000 euros para esta misma campaña.

Las empresas mexicanas, rechazadas. Tal y como publicó este diario, la patronal rechazó la posibilidad de que dos empresas mexicanas (una de ellas dedicada a la papelería) ayudaran a estirar el tope. En contacto con LA NUEVA ESPAÑA, la Liga insiste en la idea de la falta de "sentido económico", tras el análisis de mercados, detectado en el acuerdo con las compañías aztecas. La Liga evitó su aumento del tope, pero no el acuerdo en sí. La patronal no aclara ahora si el patrocinio se firmó o no; solo que no sirvió para aumentar el tope.

Paso Honroso, Fundación Liberbank e Integra, ayuda extra. Rechazada la vía foránea, la solución estaba en casa. El club cerró un acuerdo con la empresa leonesa Paso Honroso para convertirse en nuevo patrocinador, una situación que la Liga matizó. La patronal explica a este diario que, tras indagar sobre la empresa, determinó que la cantidad pretendida por el Oviedo para aumentar el tope se alejaba del "valor de mercado", por lo que solo permitió aplicar una parte de la misma. Sobre la dilación para dar el visto bueno y agilizar la inscripción de Rodri para jugar en Gerona, desde la Liga se argumenta que se quiso estudiar qué tipo de empresa era y que activos ofrecía el Oviedo a cambio. Además de la operación con Paso Honroso, el club activó en la Liga los contratos con Integra y la Fundación Liberbank, patrocinadores de la entidad que sin embargo no habían sido incluidos a la hora de elevar el tope el curso anterior.

Problemas con los "no inscribibles". Arnau lo deslizó en su última intervención ante los medios. El Oviedo no pudo inscribir a Rodri tras salir Joselu por un reajuste de la Liga, que consideró que algunas de las fichas incluidas en el personal inscribible (es decir, primer equipo) pertenecían en realidad a la categoría de no inscribibles (filial y categorías inferiores). Casos como los de Ugarte, Steven y Viti (ascendidos al primer equipo en primera instancia y de regreso al filial, después, aunque con condiciones profesionales) hicieron superar ampliamente el tope del personal "no inscribible" y crearon una situación de bloqueo que el club tuvo que solucionar con nuevos ingresos.

La cesión de Joselu cuenta como traspaso. El onubense salió rumbo al Tenerife a préstamo, pero será del club isleño si el equipo insular se mantiene en Segunda. Al tratarse de una condición alcanzable, la Liga computa la operación como traspaso. Diferente es el caso de Luismi, cedido en el Oviedo y con la opción de ser azul si el equipo asciende. Como se trata de un objetivo más complicado, la Liga computa la operación como cesión simple.

Lunin influye lo mínimo en el tope. La llegada de Lunin a la meta azul es la operación más celebrada por el club en el pasado mercado de invierno. El ucraniano refuerza la meta en unas circunstancias muy favorables para los azules. Se ha hablado de que el Madrid soporta todo el sueldo del portero pero, aun así, su llegada tiene influencia en el tope. Lunin cubriría unos 40.000 euros del límite salarial, que se corresponden a la mitad del sueldo mínimo en Segunda División.

En caso de descenso, cada club ingresaría más de 3,5 millones de euros. La Liga también aclara a LA NUEVA ESPAÑA las condiciones económicas de los descensos de Segunda a Segunda B. Al club que cae de categoría le corresponde la devolución de la inscripción en la competición, que se sitúa ahora en cerca de 2,3 millones de euros. Este es un canon que cualquier equipo debe abonar cuando sube, así que se trata, en todo caso, de una cantidad que en caso de éxito cada club debe devolver a la Liga. A este pago se le une el de la ayuda por el descenso, en torno a los 1,3 millones de euros. En total, el equipo que baje ingresa de forma directa más de 3,5 millones de euros, un interesante empujón a la hora de construir su plantilla en Segunda B.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats