24 de febrero de 2020
24.02.2020

Christian, tras el batacazo en Lugo: "El fútbol ha vuelto a ser injusto; no somos tan malos"

"Es momento de estar unidos, cuando acabe la temporada, ya analizaremos situación. Allí, que la gente se explaye a gusto y se tomen culpables, cabezas o lo que haga falta", dice el cántabro

24.02.2020 | 13:17
Christian Fernández, esta mañana

Un día después del batacazo en Lugo y tras dar explicaciones a los aficionados en el Anxo Carro, Christian Fernández volvió a hacer de portavoz de la plantilla del Oviedo. El defensa cántabro (uno de los capitanes) pasó por la sala de prensa de El Requexón tras el entrenamiento a puerta cerrada y puso voz al sentir del equipo, en puestos de descenso a Segunda B a falta de trece partidos. Christian dijo que el fútbol volvió a ser "injusto" para el Oviedo en Lugo e hizo un llamamiento a la unidad. Estas fueron sus palabras.

Análisis de la derrota en Lugo: "Indudablemente estamos decepcionados, íbamos con la máxima ilusión de conseguir los tres puntos. El fútbol ha vuelto a ser injusto, hicimos méritos para sacar algo positivo. La realidad es que perdimos en un duelo directo y también perdimos el goal-average. Estamos preocupados por la situación, pero optimistas".

Los trece partidos: "Pensar más allá del Tenerife es perder el tiempo, nos tenemos que focalizar en esta semana. Que cada uno ofrezca su mejor versión, si hay que cuidarse más cuidarse más. Y que cada uno busque ese máximo. Cuando concluye el partido del Tenerife ya pensaremos en el Extremadura".

El sentir de la afición: "No es una situación agradable, todos estamos implicados. La directiva, los jugadores y la afición, que es la que lo sufre. Este año no les hemos dado nada y siguen desplazándose y es de agradecer. Nos sentimos decepcionados por ellos. Hay que saber escuchar, si cuando las cosas iban bien te parabas, cuando las cosas no van bien también estás obligado. Son parte implicada y no somos ajenos a su sentir".

En Lugo, otro gol a balón parado: "Actualmente en el fútbol se tiene todo estudiado al dedillo, luego sucede la circunstancia que sucede. Viendo el gol a posteriori creo que es mala suerte, no es justificación cuando han ocurrido otras acciones. Habrá que entrenarlo más y mejor, para que no sean una merma".

¿Tiene algo que ver la primera parte de Lugo con la de Alcorcón?: "Hay que separar la primera parte de Alcorcón de la del Lugo. No hay similitudes. Defensivamente, ayer no nos sentimos vulnerables, no es la sensación. Con balón no tuvimos nada que ofrecer, pero luego fuimos claramente superiores, les echamos la portería abajo y no logramos marcar gol. No nos llegó, no creo que hayan hecho más méritos, pero sí lo suficiente para ganarnos. Tenemos que seguir esperanzados, esto va a cambiar y no creo que seamos tan malos".

¿Qué supone tener tres entrenadores?: "No es grato, cuando vienen tres entrenadores es porque las cosas no han ido bien. Yo soy responsable de lo que hago en el campo y cada uno tiene que asumir su responsabilidad. No hay otro camino, no puedo mandar otro mensaje. El trabajo es a lo único que nos podemos agarrar, y pasa por ir todos unidos. Habrá tiempo de analizar y buscar culpables, pero ahora mismo pediría esa unión, que existe, y va a posibilitar que luchemos por la salvación".

Christian dio la cara en el Anxo Carro ante la afición: "Esto no va de salvar los muebles individualmente, aquí culpables somos todos. Que yo pueda salvarme de esa quema no me supone nada, porque sé que otro compañero está sufriendo esa ira de la afición. No soy ajeno a ello y me siento igual de responsable y dolido, sufro por ello. No me voy a esconder. Esconderme tras eso sería ser mediocre y cobarde. Hay que apoyar al compañero, porque esto lo va a sacar el equipo, no una persona en concreto. Entiendo a la gente y su malestar, pero esas cosas no suman, aunque sea difícil hacérselo ver. Entiendo que la afición haga un esfuerzo económico en estas circunstancias. Se sacan un abono y muchas veces tendrán que pedir hasta un crédito para seguirnos, y yo les entiendo. Pero quiero que también comprendan que no se suma desde la ira, el insulto o la poca comprensión. No todos los jugadores son capaces de gestionar esa situación. Es momento de estar unidos y luchar por que el Oviedo siga en Segunda División. Después, cuando acabe la temporada, ya analizaremos esta situación. Allí, que la gente se explaye a gusto y se tomen culpables, cabezas o lo que sea falta"

¿Por qué da la cara tras la derrota y tras atender a los aficionados?: "Porque Soy capitán y asumo este papel, nada más. Es momento de dar la cara, para eso se está, no solo para llevar un brazalete. Es momento de dar una opinión, que puede ser de mayor peso, y ya está. Estamos aquí para que transmitáis el sentir de la plantilla y nada más"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook