Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reválida de Sangalli con el Cuco

El extremo tiene opciones de regresar al once el domingo l Forzó físicamente para jugar varios partidos esta temporada

Borja Sánchez y Marco Sangalli, en El Requexón.

Borja Sánchez y Marco Sangalli, en El Requexón. FERNANDO RODRÍGUEZ

El debut de Cuco Ziganda en el banquillo del Oviedo dejó a un indiscutible (tanto con Sergio Egea como con Javi Rozada) en un segundo plano. Marco Sangalli, extremo derecho, empezó el partido ante el Lugo en el banquillo y Sebas Coris, fichaje in extremis por Francesc Arnau en el mercado de invierno, ocupó el carril diestro junto con Nieto, lateral. Sangalli, fichaje de Michu en verano, llevaba cinco meses sin ser suplente por decisión técnica.

La última vez que se fue al banco estando disponible para jugar fue en el encuentro ante la Ponferradina en El Toralín, el segundo con Rozada al frente (el 22 de septiembre). Sin embargo, el primer cambio de Ziganda como entrenador del Oviedo fue darle la alternativa otra vez a Sangalli en Lugo, que sustituyó a Coris y le dio otro aire al ataque azul. Su buen papel en el ataque provoca que Sangalli tenga serias opciones de regresar al once el domingo ante el Tenerife (18.15 horas). El actual tramo de temporada, al igual que para el equipo, no ha sido el deseado para Sangalli, que en los buenos momentos del Oviedo esta campaña se alzó como uno de los principales argumentos ofensivos de Rozada. El donostiarra, según señalan fuentes del club, atravesó contratiempos físicos en los últimos meses, aunque, pudiendo parar, optó por forzar varios partidos e intentar aportar al equipo, luchando por salir de la zona de descenso. También había varias ausencias significativas, como la baja de Saúl Berjón, que estuvo tres meses en el dique seco por una lesión.

Sangalli es uno de los futbolistas más utilizados de toda la plantilla y es de los pocos (solo Ortuño, Tejera y Christian Fernández) que ha superado la barrera de los 2.000 minutos en la presente campaña.

Lleva dos goles (frente al Albacete y contra el Málaga) y seis pases de gol, el tercer asistente en Segunda tras Embarba y el oviedista Saúl Berjón. Una situación similar a la de Sangalli con el debut de Ziganda vive Borja Sánchez, precisamente uno de los mejores amigos del donostiarra en la caseta del Oviedo. Si Sangalli no se quedaba en el banquillo por decisión del entrenador desde finales de septiembre, lo mismo sucede con Borja, pero en su caso de una lista de convocados (ante el Elche, último partido de Egea). Fue la ausencia por decisión técnica de Ziganda en su primera lista. El ovetense tiene una semana por delante para ganarse la confianza del técnico navarro, aunque la ausencia segura de Christian Fernández y Grippo, al ver la quinta amarilla ante el Lugo, le da muchas posibilidades de, al menos, ir convocado el domingo ante el Tenerife. Borja se convirtió en una referencia ofensiva en el primer tramo del Oviedo de Rozada, sin embargo, fue perdiendo protagonismo en los últimos partidos del entrenador ovetense. Ante el Rayo, un encuentro que a la postre fue definitivo para el despido de Rozada debido a su expulsión, Borja no jugó.

Compartir el artículo

stats