28 de febrero de 2020
28.02.2020

José Ángel "Cuco" Ziganda: "Se tiene que ver a un Real Oviedo con espíritu"

"Me imagino que seremos capaces de hacer un buen partido, de transmitir rabia, energía y el sentimiento de que queremos sacar esto adelante", dice el técnico navarro

28.02.2020 | 15:07

El "Cuco" Ziganda, nuevo entrenador del Oviedo, quiso poner la dosis justa de optimismo, fijar el objetivo en el siguiente encuentro y ser realista con la situación por la que atraviesa el equipo azul, a cuatro puntos de la salvación. El Oviedo recibe el domingo (18.15 horas) al Tenerife y Ziganda quiere ver algo similar al segundo tiempo de la derrota (1-0) en Lugo, pero desde el primer minuto del encuentro.

¿Cómo han sido estas semanas de entrenamiento?: "Tristes por la derrota, pero los jugadores y todos le hemos dado la vuelta rápido, hemos puesto el foco en el próximo partido, con el Tenerife, estamos entrenando muy bien, con buena disposición, buena actitud y con mucha presencia en el entrenamiento y en ese sentido contentos, poniendo en foco en lo que lo tenemos que poner, en el próximo partido, en lo que tenemos que hacer para ganar, para tener más posibilidades para ganar y la gente entrenando muy bien y con muy buena actitud".

¿Alguna baja más que las ya conocidas por sanción?: En principio no, no tenemos ninguna baja de última hora. Las bajas de Cortina y Lucas, los demás están bien.

¿Se ha podido trabajar algo más?: "Hay que ser sincero, los entrenadores lo que quieren es tiempo, las pretemporadas están para ello, pero también somos conscientes del momento en el que estamos, entonces tratamos de acertar y marcar dos o tres pautas, intentar interiorizarlas, transmitirlas y adaptarlas a las condiciones o la estructura que entendemos que puede tener el equipo. ¿Si va a haber un cambio drástico? Imagino que no, pero entendemos que el equipo puede mejorar determinados registros, determinadas situaciones y estamos intentando seguir con esas pautas que comenté la semana pasada. Sabemos que el tiempo es el que hay, no es una excusa, sabíamos en qué situación veníamos, y también intentando dar con la tecla, en el sentido de que no por abarcar demasiadas cosas, que no hay tiempo para interiorizarlas, entonces vamos a intentar automatizar dos o tres cosas, tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo y a partir de ahí a ver si nos hacemos más sólidos en defensa, que es lo que queremos todos los entrenadores, y algo más resueltos en ataque".

¿Qué se puede hacer para ser más sólidos en defensa?: "Trabajar. No es consuelo, porque al final perdimos, pero sí es cierto que el equipo concedió muy poco, quitando las jugadas de estrategia, que te las cuelgan, defendimos casi todas bien, menos una, que te equivocas y ya puedes explicar lo que quieras. A nivel defensivo se vieron cosas, que no es suficiente, porque son dos aspectos, defensivo y ofensivo, por eso tratamos de trabajar las dos cosas, con cosas puntuales, porque no hay tiempo para hacer un cambio drástico".

¿Se intenta trabajar la cabeza, el tema de la afición?: "Preferimos jugar en casa, eso seguro, así que ayuda, empezamos por ahí; sabemos que a la gente si le damos, responde, eso también es seguro; y lo único que nos centramos es en el Tenerife y en qué tenemos que hacer para ganar. Es por donde tenemos que atacar, no centrarnos en ver más allá del Tenerife, en ver la clasificación porque eso no ayuda y dispersa los objetivos. El único objetivo que tenemos es ganar y qué tenemos que hacer para ganar. No veo más recetas: entrenar y centrarse en eso".

¿Considera que el equipo se puede venir abajo si le meten un gol rápido?: "Tenemos que asumir esas situaciones y tenemos que pensar que se puede dar. Quién no dice que en el minuto cinco encajamos un gol, no es la idea, pero se puede dar, y qué hacemos, ¿nos paramos, seguimos, arrancamos? O al revés, no esperamos a que nos metan un gol para soltarnos. La idea tiene que ser desde el principio, el otro día al principio nos faltó soltura, nos faltó con la pelota, en la segunda ya se vio otra cosa, pero en el primero nos faltó esa alegría, esa energía de ir a por el partido. Intentar poner el foco en el partido y en qué nos va a permitir tener más opciones de ganar al partido. Y es desde el minuto uno hasta el noventa intentar jugar de la misma manera, independientemente de cómo vayan las cosas y de cómo vaya el partido. La teoría la sabemos, ahora viene la práctica. Los jugadores son conscientes y están responsabilizados. Evidentemente hablamos de todo, de situaciones que se pueden dar en el partido y que nosotros tenemos que seguir con la misma idea de jugar, de pelear, de defender, de atacar, con la misma idea de la que hablamos".

¿Se ha podido limpiar la basura de la cabeza de la que hablaba tras el partido de Lugo?: "Esto no es una receta, viene uno le da al interruptor y cambia. Los procesos son procesos, llevan su tiempo, hay que hacer pequeños cambios para que eso lleve a buen puerto. Un cambio de un rumbo de medio grado parece que no es nada, pero con el tiempo ese medio grado es mucho. Estamos intentando hacer cosas para llegar en las mejores condiciones al domingo, a nivel deportivo y a nivel de confianza y de adaptarnos los unos a los otros. En el sentido de vamos a hacer lo que podemos, lo que sepamos, y si no nos da no nos da, pero no porque nos hemos puesto nosotros un freno y una pesa en los pies sino porque el contrario ha sido mejor. Estamos con esa idea y la actitud y la predisposición de los jugadores ha sido magnífica".

¿Qué le pasa al equipo en las primeras partes?: "No es un problema de actitud. Puede ser problema de confianza, de estar pensando qué supone un partido, qué supone encajar, yo lo veo más por ese lado que por el lado de la actitud. A partir de ahí se habla de todas las situaciones que se pueden dar, e intentar invitar a ser ese equipo que queremos ser desde el minuto uno, que no tenga pasar nada raro, que no tengan que darnos un golpe para soltarnos o para demostrar todo lo que puede dar este equipo. A veces esa responsabilidad de lo que supone jugar en el Oviedo te lastra".

¿Problema de confianza? ¿Están bloqueados?: "Bloqueados tampoco porque si no se hubiesen rendido en el segundo tiempo. Si analizas el partido del Lugo, lo que vale es el resultado y lo que vale es que no tenemos los puntos, eso seguro; pero en Lugo tuvimos más opciones que el contrario de hacer gol, en Lugo concedimos mucho menos de lo que concedió el Lugo; no aciertas, repito que no estoy contento con la primera parte, no aciertas, pero si analizas el partido sabes que has concedido mucho menos que ellos y has tenido más opciones que ellos. Un entrenador lo que quiere es eso, luego está el acierto. En cuanto a confianza, repito, si el equipo estuviese colapsado no hace el segundo tiempo que hizo. Ya se lanza, está más suelto. Lo que tenemos que hacer es jugar esos noventa minutos con la misma soltura, que no pase nada para soltarnos; el equipo en ese sentido está vivo, la situación es cómoda, no, no es cómoda, pero tenemos que aprender a vivir con esta situación incómoda con la mayor normalidad posible. Eso sería lo ideal para poder jugar de la manera que queremos jugar".

El Tenerife llega en buen momento. "Cada vez menos tiempo, menos margen, el Tenerife es un buen ejemplo, llegó un nuevo entrenador, necesitó un periodo de adaptación, les costó coger ese punto y luego poco a poco lo han cogido y ahora están en un momento de confianza, haciendo bien las cosas. Nosotros tenemos que pensar solo en nosotros, en hacer nuestro partido y sacar los tres puntos porque los necesitamos".

¿Borja Sánchez?: "Puede ser muy importante, le he visto muy bien, no sorprendió porque en la primera vuelta estuvo muy bien. El chaval es magnífico y la verdad es que ha entrenado muy bien"

¿Entrará en la convocatoria?: "Por supuesto que sí"

¿Se plantea muchos cambios en la alineación?: "No. Al final tienes una idea en la cabeza y tampoco es cuestión de error y cambio, error y cambio, de verdad es que no hay tiempo para hacer muchas probaturas y la idea es conservar la base del otro día. Se tiene que ver a todo el mundo que pueda jugar bien o pueda jugar mal, pero con espíritu".

¿Cambiará el dibujo?: "Se puede modificar, no tiene por qué cambiar mucho la idea, será parecida, puede cambiar un poco si juegas con Rodri, Ibra u Ortuño, o metes a Borja ahí u a otro jugador que pueda jugar ahí. La idea queremos mantener la misma, en principio, por lo que hemos visto no queremos hacer grandes cambios, sí dos o tres cosas puntuales".

¿Ansiedad?: "Me la imagino para bien, me imagino que seremos capaces de hacer un buen partido, de transmitir rabia, energía y sentimiento de que queremos sacar esto adelante y me gustaría ver a un equipo que cuando va hacia adelante va con ambición de hacer gol y luego también que cuando llegara la fase defensiva que estemos ordenados, que no sea un correcalles, y que no de la sensación de ser débiles. A partir de ahí el apoyo del público va a ser muy importante porque habrá momentos en los que necesitemos la ayuda del público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook