25 de junio de 2020
25.06.2020
La Nueva España
SEGUNDA DIVISIÓN
Real Oviedo 00Fuenlabrada

El Oviedo no pasa del empate en un gris partido

Luismi y Lolo dispusieron de las mejores ocasiones para los azules

25.06.2020 | 00:41
Ortuño disputa un balón con David Prieto

Muy gris. Así ha sido el partido disputado hoy por el Real Oviedo, que no pudo pasar del empate contra el Fuenlabrada en el Tartiere. Los de Ziganda apenas crearon ocasiones a los madrileños, muy cómodos durante todo el encuentro. Lolo en la primera mitad y Luismi en la segunda dispusieron de las mejores ocasiones para los azules en un encuentro anodino que deja a los carbayones tres puntos por encima del descenso.

La primera parte fue muy igualada, también sosa, aunque la ocasión más clara fue para el Oviedo gracias a un remate de Lolo a centro de Mossa, capitán del Oviedo esta tarde. Ambos jugadores, Mossa y Lolo, fueron dos de los seis cambios de Ziganda respecto al derbi. Entraron, además, Grippo, Lolo, Bárcenas, Obeng y Ortuño. Jimmy, extremo izquierdo en Gijón, se ubicó esta vez de mediapunta.

El Fuenlabrada, un equipo con las ideas claras y que no trata mal el balón, tuvo más posesión en los primeros minutos, pero poco a poco el Oviedo fue ganando terreno. No obstante, al equipo azul le faltó circulación de balón y llegadas y prueba de ello es que Ortuño, ariete, casi no tuvo participación. Obeng, de extremo derecho, estuvo bastante perdido y Bárcenas, por la derecha, tampoco dio la profundidad necesaria.

El conjunto madirleño avisó en alguna llegada, pero no puso ni mucho menos en apuros a Lunin, inédito en la primera parte. El Oviedo sí se pudo adelantar en el 37 gracias a un remate a bocajarro de Lolo tras un buen centro de Mossa, desacertado y flojo en defensa en la primera parte. El gaditano remató bien pero Pol, ex azul, la despejó como pudo. El rechace lo cazó Bárcenas y su disparó tocó en un defensa mientras el Oviedo reclamó mano. El VAR sentenció: sigan, sigan. Con el 0-0 y Borja e Ibra calentando en la banda se llegó al descanso.

La segunda parte transcurrió por los mismos derroteros. Al Oviedo le costaba carburar, mientras el Fuenlabrada iba sintiéndose cada vez más cómodo con el paso de los minutos. Ni la incorporación del héroe del derbi, Borja Sánchez, consiguió mejorar el fútbol de los de Ziganda. El canterano lo intentó y buscó la pelota durante los 35 minutos que estuvo sobre el césped del Tartiere, pero el Oviedo no fue capaz de generar fútbol de ataque.

La única ocasión reseñable de la segunda mitad la tuvo Luismi con un tiro desde la frontal del área que se fue raspando el palo izquierdo de Pol. Era el minuto 60. De ahí al pitido final del árbitro el Oviedo fue un quiero y no puedo. El empate deja a los de Ziganda con 41 puntos, tres más que el Numancia que marca los puestos de descenso a Segunda División B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook