Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guruzeta, un "9" versátil

La apuesta del Oviedo para el ataque se puede adaptar a ambas bandas y es un buen cabeceador

Guruzeta.

Guruzeta. ATHLETIC CLUB

Dicen los que han seguido de cerca la carrera de Gorka Guruzeta (San Sebastián, 1996), uno de los objetivos para la delantera del Oviedo en caso de permanencia en Segunda División, que su corpulencia no le impide ser un delantero con versatilidad y movilidad en prácticamente todo el frente de

Guruzeta, diestro, no tiene problema en partir como extremo e irse hacia dentro buscando el remate. Ahí, en ambas bandas, ha jugado en bastantes ocasiones en las últimas dos temporadas en el Bilbao Athletic con buenas prestaciones.

También se adapta bien, dicen varias personas que conocen su juego, a la posición de segundo delantero, por detrás de otro ariete de referencia. Sus buenas prestaciones en el juego combinativo es otras de sus bazas, y por la que, apuntan, confió en él Eduardo Berizo para incluirlo en la pretemporada del Athletic de Bilbao en el verano de 2018. El manejo de balón de Guruzeta convencía al técnico argentino, que tenía una plantilla con mucha competencia en el ataque. Otro de los fuertes de Guruzeta es su potente remate de cabeza. El único gol que anotó con el primer equipo -en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla en Octavos de Copa del Rey (0-1)- define esa característica, muy valorada en el juego directo identitario del Athletic. El donostiarra se impulsó desde varios metros antes del punto de penalti y clavó el balón en la escuadra con un remate con la testa después de un centro lateral. Un momento marcado a fuego en la corta carrera de Guruzeta, que pasó su peor trago tras sufrir una lesión de rodilla ante el Sporting B que le tuvo en el dique seco más de seis meses. Ese percance, dicen en Bilbao, mermó casi por completo en sus opciones de hacerse con un hueco en la delantera del primer equipo, que sufrirá la campaña que viene una baja notable con la retirada de Aduriz, ídolo en San Mamés.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats