11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Nueva España

Ilusión y juventud para afrontar una temporada atípica

El Real Oviedo, con una plantilla en la que abundan jugadores cedidos de grandes equipos, afronta con optimismo la nueva campaña liguera

10.09.2020 | 23:16

Si la temporada 2019-20 finalizó de una forma atípica, la nueva campaña liguera 2020-21 arrancará de la misma manera. La pandemia de covid- 19 continúa causando estragos, y la Liga de Fútbol Profesional no se ha quedado atrás en lo que a medidas sanitarias y de seguridad se refiere. Hay que preservar al máximo la salud de futbolistas y aficionados.

En Segunda División -Liga SmartBank- el balón echa a rodar mañana mismo con la disputa a partir de las 16.00 del Ponferradina-Castellón. Los azules debutarán esta temporada en casa, en el recientemente bautizado NMR Carlos Tartiere, ante el recién ascendido Cartagena. Será este domingo, a partir de las 12.00 horas, y podrá seguirse por televisión, puesto que en el campo no habrá público. Los del "Cuco" Ziganda abrirán la jornada dominical, una jornada en la que no disputarán sus encuentros ni Zaragoza, ni Girona, ni Sabadell ni Almería, que terminaron la pasada campaña más tarde que el resto de equipos al haber jugado promoción de ascenso a Primera, una meta que, un año más, se marcarán los azules.

Aunque sea en televisión, los aficionados azules tendrán la posibilidad, siempre que el técnico navarro así lo decida, de ver jugar en un partido oficial a los cinco refuerzos veraniegos del club -Femenías, Mujica, Cedric, Edgar y Brazão-, todos ellos totalmente integrados en el grupo, lo mismo que Viti Rozada y Riki Rodríguez, los dos canteranos a quienes se les ha hecho ficha del primer equipo. Quienes no estarán seguro sobre el césped serán Marco Sangalli y Carlos Hernández, que comenzaron más tarde el trabajo de pretemporada al haberse contagiado de coronavirus -ambos ya lo han superado-, y Rodri Ríos, que sufre una lesión en el hombro tras sufrir un golpe en el último encuentro de pretemporada ante la Ponferradina.

En cuanto al primer encuentro lejos del Tartiere, será el próximo sábado, día 19, a las 16.00 horas. Se medirán en Anduva al Mirandés, y el choque también será televisado. El primer partido de rivalidad regional será el 11 de octubre. El Oviedo recibirá al Sporting en su feudo.

Las especiales circunstancias que atraviesa el país han obligado a los clubes a adoptar las también especiales medidas que exige La Liga. Entre ellas se encuentran las siguientes:

- Todos los equipos deberán tener un mínimo de 35 futbolistas para poder ser alineados, cuatro de ellos porteros. Este total de jugadores responderán al máximo de 25 licencias de futbolistas en su primer equipo, mientras que el resto se completarán con futbolistas de sus equipos dependientes o clubes filiales menores de 23 años.

- Ante la aparición de casos durante la competición, se acoge al modelo de la UEFA, es decir, se disputará el encuentro siempre que el equipo cuente al menos con 13 jugadores entre los que se deben encontrar como mínimo cinco inscritos en la primera plantilla. Entre ellos deberá haber siempre un portero. En el caso de que el equipo no disponga de este mínimo de jugadores, el partido se aplaza a otra fecha disponible con una distancia de un mes. Esto solo será posible hasta la jornada 34.ª en Segunda. Si no se disputa, se le da el partido por perdido, pero no se le quita puntos en la clasificación.

- Los clubes de Segunda solo podrán aplazar dos partidos por temporada. En el caso de que esta situación le pueda afectar a más encuentros o le ocurra por segunda o tercera vez o siguientes en el transcurso de la temporada, el choque se dará por perdido por 3-0, aunque no conllevará sanción disciplinaria de restarle 3 puntos en la clasificación general.

- En cuanto a los play-off por el título, cuando el equipo no pueda disponer del mínimo de 13 jugadores, los partidos se podrán aplazar siempre que la fecha de finalización del último partido de play-off no supere el 30 de junio de 2021. Si llegase a sobrepasar esta fecha, La Liga podrá determinar el cambio de formato con el fin de finalizar la competición antes de la misma.

- Ante la posibilidad de que un equipo no pueda entrenar en su comunidad autónoma, podrá hacerlo en otra comunicándoselo a La Liga, que incluso podría aportar instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook