Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carso inyectó más de siete millones de euros en el Oviedo solo en el último año

La afición respalda a la propiedad: "Siempre cumple, estamos en buenas manos" | La nueva aportación de México permite ampliar el límite salarial de los azules en 700.000 euros

Arturo Elías, en el aeropuerto de Asturias.

Arturo Elías, en el aeropuerto de Asturias. MARA VILLAMUZA

El oviedismo ha pasado las últimas horas con la calculadora en la mano tras la nueva ampliación de capital convocada ayer por el club azul, la séptima desde la llegada del grupo mexicano Carso en 2012, actual máximo accionista de la entidad. Este movimiento, celebrado con discreción en los despachos

De hecho, en el último año, solo en ampliaciones de capital, el Grupo Carso superará los 7 millones de euros invertidos en el club. Si en esta última cubre los 2,7 millones a los que puede optar por el número de acciones, algo por decidir, la aportación total desde 2019 llegaría a los 7,2 millones. En la ampliación del año pasado la cifra ascendió a 2,5 millones, en la anterior de mayo, a 2 y en la presente, como mucho, su inyección serán los citados 2,7. Un salvavidas en tiempos de crisis.

Además, otros 700.000 euros provenientes de la nueva inyección económica irán destinados a aumentar el tope salarial de la siguiente temporada, la 2021/2022. Por tanto, el movimiento económico puesto en marcha por el club permitirá disponer de 1,4 millones de euros más para fichajes, repartidos entre la campaña actual y la siguiente. El resto de la ampliación se destinará a otros gastos del club. En una ampliación de capital, como máximo, solo puede destinarse el 50% al límite salarial, y a repartir en dos temporadas, según exige la normativa de la Liga. El Oviedo dispondrá de, a corto plazo, 700.000 euros más y esa es la buena noticia para la dirección deportiva de Francesc Arnau en el mercado de fichajes más atípico de la historia tras la incidencia de la covid-19, con los ingresos de los equipos mermados debido a la ausencia de público en los estadios y a la disminución del dinero por los derechos de televisión. Sin la parte del dinero de la ampliación que irá directo al límite salarial, admiten en el club con cierto respiro, hubiese sido imposible componer la plantilla actual, que ya está cerrada a falta de la firma de Aburjania, que se encuentra en Oviedo, y la posible llegada de un lateral zurdo. Aunque el club, tampoco Ziganda, se atreve a descartar una sorpresa en el final de mercado, lo cierto es que el tope actual tras el dinero de México estaría casi cubierto con los fichajes realizados hasta ahora. Por ese motivo, la llegada de más refuerzos queda ahora supeditada a que Arnau sea capaz de dar salida a los jugadores que no cuentan para Ziganda. Además, la intención del catalán es dejar algo disponible en caja por si existe alguna necesidad en el mercado de invierno.

En el club no se oculta la satisfacción por otro empujón más del grupo Carso, que en mayo ya impulsó otra ampliación de capital para sortear las curvas económicas por la pandemia y además no aplicó un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) en los estamentos de la entidad. Además, en los gestores del club estaban muy presentes los contratiempos vividos la temporada pasada, cuando varios jugadores se quedaron sin inscribir al inicio del campeonato por problemas con el límite salarial. De ahí que desde Oviedo se intentase convencer a Arturo Elías, representante del máximo accionista, de la importancia de otra inyección de liquidez para evitar contratiempos. El tope salarial de los azules, además, será similar al de la pasada campaña. Los cálculos actuales lo sitúan en unos 8 millones de euros, de los cuales 1,2 van destinados al filial y a la cantera. Para el primer equipo, pues, quedarían casi 7 millones. No obstante, todavía están pendientes algunas salidas que ayuden a flexibilizar esa cantidad.

De todos modos, no todo el dinero nuevo será para fichajes y el restante de la ampliación (un máximo de 4 millones de euros) también servirá para dar estabilidad económica al club azul en tiempos de zozobra. El Grupo Carso perfila en estos momentos la cantidad exacta que aportará en la actual ampliación, pudiendo llegar a un máximo de 2,7 millones de euros, incluyendo la prima de emisión, según el porcentaje que tiene de acciones, el 69,07%. Federico González, representante de Carso en Oviedo, está precisamente en México en estos momentos, en comunicación constante con Arturo Elías, para perfilar todos los detalles de la aportación azteca, con diferentes fórmulas encima de la mesa. Tampoco se descarta la implicación de nuevos accionistas que lleguen de la mano de Carso, algo que ha sucedido en otras ocasiones.

Mientras el club hace números, la afición sonríe. Peñistas y socios mostraron ayer su respaldo a otra ampliación de capital que permite encarar el mercado de fichajes con garantías. "Carso siempre está echando una mano. En lo económico no nos podemos quejar y solo falta que acierten en lo deportivo", recalca Jaime Campillo, vicepresidente de la Asociación de Peñas Azules (APARO). "El equipo no tiene mala pinta, confiamos en Arnau y en Ziganda", recalca.

Nacho Suárez, miembro del grupo Symmachiarii, sostiene que "el Grupo Carso siempre ha dado la talla y es de agradecer como siempre aportan capital cuando la gestión lo requiere. Para la temporada hay que esperar ver cómo evoluciona el equipo, pero sí es cierto que a priori sabemos cómo queremos jugar". Santiago Cuevas, socio y accionista, opina que "no cabe duda de que la nueva ampliación de capital es un plus de motivación para el aficionado. Con esta ampliación, el Grupo Carso demuestra su implicación en el proyecto y transmite confianza a la hora de gestionar el club; el aficionado siente que su equipo está en buenas manos". En sintonía con Cuevas está Felipe González, peñista de Garra Azul: "La ampliación me parece bien, es la fórmula más utilizada en los últimos años y es de agradecer. Además, creo que están haciendo buenos fichajes: gente joven y con proyección".

Por último, Ramón Martínez, de la peña Azul Castrillón, indica que "queda claramente demostrado que el compromiso del Grupo Carso con el club es más que evidente y tienen como objetivo el devolver a nuestro equipo al lugar que le corresponde, que no es otro que la Primera División".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats