Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La armadura del Cuco

El Oviedo hace una lectura positiva del inicio de Liga pese a no catar victoria y saca pecho por los números defensivos, los mejores desde 2016

Nahuel pugna por un balón con Iván Martín -con Sangalli a la derecha- en una acción de la segunda parte del encuentro del Oviedo ante el Mirandés disputado en Anduva el pasado sábado.

Nahuel pugna por un balón con Iván Martín -con Sangalli a la derecha- en una acción de la segunda parte del encuentro del Oviedo ante el Mirandés disputado en Anduva el pasado sábado. LOF

Ziganda fue muy claro pocos minutos después de que Sangalli salvase sobre la bocina el primer traspié de la temporada en Anduva: "Tengo la sensación de que nos faltan puntos", dijo el navarro, moderadamente satisfecho con el rendimiento del Oviedo ante el Mirandés (1-1). Una reflexión compartida por gran parte del vestuario carbayón.

Porque el buen ánimo cunde en la plantilla azul tras dos citas y un solo par de puntos. Nada que ver con el estado de depresión del año pasado a la misma altura. Y eso que el Oviedo actual solo tiene un punto más que el de Egea. En el vestuario dan mucho valor al aspecto moral del empate ante al Mirandés justo antes de recibir al Espanyol, pez gordo de Segunda. Irse de vacío de Miranda antes de esa cita de altura hubiese sido el primer palo en la rueda tras una temporada nefasta. Y en el análisis interno del club resuena la palabra "carburar". El equipo del Cuco, dicen, todavía se está armando y le falta la pieza más importante de todo el ataque: Blanco Leschuk.

Solo Hierro supera este inicio defensivo. Van únicamente dos jornadas, pero las cifras dicen que el Oviedo ya no es el coladero del pasado. De hecho, dicen que, en términos defensivos, solo el Oviedo de Hierro supera el inicio del equipo del Cuco. Los números no engañan. En las dos primeras citas del año pasado el conjunto de Egea hizo agua y fue un flan defensivo ante el Dépor y el Lugo: 36 remates en contra, 14 de ellos a puerta y 4 tantos de los rivales. En la actual temporada, en cambio, el equipo azul solo ha concedido 20 tiros, 5 de ellos a puerta, y un gol. Únicamente en la temporada 2016-17, con Hierro al mando, se empezó mejor en el apartado defensivo, con 17 remates, 4 tiros a puerta del rival y un gol en contra. El conjunto azul en esta última etapa en Segunda que más concedió a nivel defensivo en su inicio fue el de Anquela en la 2018-19, aunque logró sumar 4 puntos en dos partidos, el mejor registro hasta ahora.

Esperando por Blanco Leschuk. Las palabras de Ziganda justo antes del estreno liguero ante el Cartagena retumbaron en el despacho de Arnau. "Necesitamos alguien arriba: ese jugador que haga el papel de Ortuño (...). De delanteros vamos justos. Rodri está de baja y contamos con Obeng y Mujica. No tenemos extremos que puedan jugar arriba y casi toda la pretemporada hemos jugado con dos puntas". Una semana después del medido tirón de orejas, Blanco Leschuk firmó por el Oviedo tras una negociación contra reloj de Arnau desde Asturias mientras Federico González, en México, concretaba con Arturo Elías una nueva ampliación de capital que permite pagar el salario del delantero.

El club tiene muchas esperanzas puestas en el ariete argentino y Ziganda espera poder contar ya con él para recibir al Espanyol (dependerá del protocolo por el covid-19). El Cuco le ve como el perfecto complemento para Obeng, en el que tiene una confianza absoluta. De momento, en el que parece tener menos seguridad es en Mujica, punta recién llegado. Hasta ahora, la falta de pólvora es palpable: solo un gol a favor en dos partidos. Rodri sigue en la enfermería recuperándose del hombro.

La candidatura de Nahuel. Fue Ziganda quien escogió a Nahuel. El club le puso varios candidatos encima de la mesa para suplir a Bárcenas y el Cuco señaló al joven extremo, de 23 años. Y la apuesta quedó clara en Anduva. Nahuel fue el primer cambio del Cuco por decisión técnica para buscar una reacción y el veloz futbolista cuajó buenos minutos. Llamó la atención que se ubicó en la media punta en vez de en la banda. No es casualidad: la versatilidad es una de las características más apreciadas por Ziganda.

El Cuco sigue fiel a la cantera, con Riki en un segundo plano. Ziganda repitió once en Miranda y volvió a alinear a cuatro jugadores con pasado en el Vetusta: Obeng, Borja Sánchez, Javi Mier y Viti. El Cuco, además, hizo debutar a Javi Cueto, talento de El Requexón. La apuesta por los de abajo, al menos en este inicio, parece clara. Sin embargo, el que sigue prácticamente en la recámara es Riki, habilidoso mediapunta con un papel destacado en la pretemporada. El ovetense jugó tres minutos ante el Cartagena y se quedó sin participar ante el Mirandés.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats