25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Nueva España

Edu se va y Diegui se queda

El medio jugará en el Mérida, que asume la mitad de su ficha, y el Oviedo no logra la salida del lateral

25.09.2020 | 01:04

El Oviedo hace sitio en el vestuario. Edu Cortina ha llegado a un acuerdo con el Mérida, de Segunda B, y firmará con el conjunto extremeño por esta temporada y otra más opcional. La insistencia de Ander Garitano, director deportivo del club extremeño, ha sido decisiva para acelerar una operación que lleva gestándose semanas. La opción del Mérida siempre ha sido la favorita para el centrocampista del Oviedo, como ya informó LA NUEVA ESPAÑA.

Antes de comprometerse con el Mérida, el jugador cerrará su desvinculación con el conjunto azul, que pagará cerca de la mitad de su ficha en la presente temporada, y con el que tiene contrato hasta junio de 2021. Cortina, canterano del Oviedo desde sus primeros pasos en un campo de fútbol, cierra una trayectoria en el conjunto azul en el que llegó a liderar al mejor filial de la historia carbayona y a tener presencia la pasada temporada con el primer equipo, con once partidos disputados.

Los azules logran liberar otra ficha, aunque la cantidad económica no es tan importante como para facilitar un último movimiento, el deseado lateral izquierdo que cerraría la plantilla, pendiente del límite salarial.

Mientras, la marcha de Diegui sigue en punto muerto. Tan muerto que, salvo un giro radical en los nueve días que quedan de mercado de fichajes, el Oviedo encarará la temporada con un jugador que en pretemporada partió con todas las papeletas para abandonar la nave. El lateral se quedará finalmente en el club. Al menos, hasta enero, cuando se abra la ventana del mercado invernal. Ese es el sentir del club y del cuerpo técnico en los últimos días en El Requexón. El Oviedo, pese a que uno de los objetivos de la dirección deportiva era encontrar acomodo al futbolista, asume que las circunstancias de mercado han ido por otros derroteros y que Diegui seguirá vistiendo de azul. En el entorno del futbolista, por su parte, no se quiere descartar del todo una salida en los días que quedan de mercado, pero la tildan como muy complicada.

Al canterano, que tiene contrato hasta junio de 2021, se le lleva buscando salida desde el inicio de mercado. Varios equipos llamaron a la puerta del lateral, con muy buen cartel en Segunda B tras ascender con el Cartagena y ser titular indiscutible tras su llegada en enero. Pero el problema principal ha estado siempre en la parte económica. Diegui, que renovó en marzo de 2019, tiene un buen salario para la categoría y los equipos optan por estudiar al milímetro sus movimientos tras el impacto del covid-19 que ha dejado las arcas bajo mínimo.

Como hizo el Oviedo, los equipos solo tiran de chequera solo para los delanteros. Y un lateral derecho, por lo visto hasta ahora en el mercado, cotiza a la baja. Diegui, que tiene a sus espaldas 108 partidos en Segunda División, se enfrenta a una situación que guarda cierta similitud a la de la campaña 2016-2017, con Hierro al frente. El club no buscó su salida en el mercado, pero el entrenador no contó con él en el primer tramo de Liga hasta que no tuvo más remedio. José Fernández era el titular, pero el canterano acabó aprovechando su oportunidad en enero y acabó siendo importante.

Ahora, no obstante, la competencia es doble, con Juanjo Nieto asentado en la banda y Lucas en la recámara. De momento, Diegui se entrena a buen nivel para estar preparado por si Ziganda le necesita.

Ayer en el entrenamiento en El Requexón, precisamente, el técnico del Oviedo estuvo encima del canterano, felicitándole en varias ocasiones por buenas acciones y corrigiéndole varias posiciones en la defensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook