Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vieja guardia pierde peso

Carlos, Christian Fernández y Diegui, los únicos jugadores de campo sin debutar todavía en el Oviedo por decisión técnica

La vieja guardia pierde peso

La vieja guardia pierde peso

En el Oviedo actual, la defensa se recita de memoria. O casi. Juanjo Nieto, Grippo, Arribas y Mossa, incursión de Lucas mediante, guardan la portería de Femenías. Y mientras, la vieja guardia de años atrás pierde peso con Ziganda. Indicativo de que los tiempos han cambiado en la defensa azul,

Hay un dato clave: Diegui, Carlos Hernández y Christian Fernández aún no han debutado esta temporada. Son los únicos jugadores de campo -a excepción el meta Brazão- que no han saltado al césped por decisión técnica en los tres partidos que van de Liga. Aburjania y Leschuk tampoco lo han hecho, aunque en su caso hay explicación. El georgiano solo fue convocado un partido por completar pocos entrenamientos y Ziganda no le ve en su plenitud física. El argentino, por su parte, no pudo participar porque su ficha no fue tramitada a tiempo al sobrepasar el límite salarial.

Llama la atención especialmente la situación de Carlos Hernández y Christian, hasta hace meses jefes de la defensa, sobre todo en la etapa de Anquela. De hecho, ambos han estado siempre de los primeros en el ranking de minutos disputados en las temporadas que llevan vistiendo la camiseta azul. El central jienense cumple su cuarta temporada y el cántabro la quinta. La temporada pasada Christian fue el tercer futbolista más utilizado (2.971 minutos). Únicamente jugaron más Sangalli (2.988) y Tejera (2.978), indiscutibles otra campaña más. Carlos Hernández (2.684) se quedó muy cerca y fue el quinto, superado por Ortuño (2.865), que mañana se enfrentará al Oviedo. Esta temporada, pese a la evidente pérdida de estatus deportivo, el club respalda plenamente a los dos defensas. El Oviedo es consciente de lo dura que se presenta la temporada en Segunda y la dirección deportiva sabe que es fundamental contar con un fondo de armario de garantías en la retaguardia.

De hecho, el Oviedo se ha mostrado inflexible en este mercado con la situación de Carlos Hernández. El central recibió este verano varias ofertas para abandonar el Oviedo, una muy suculenta del Steaua de Bucarest, y la postura del club siempre fue la misma: ni hablar de una salida. Ziganda, además, ha hablado con él en varias ocasiones y le ha hecho saber la confianza que tiene en sus capacidades. El contratiempo del central también ha sido físico: Carlos se contagió de covid-19 y no pudo empezar la pretemporada a la vez que sus compañeros.

Similar situación, aunque con varias aristas, es la de Christian. El cántabro renovó a la baja, decidió no seguir de capitán y ahora espera su oportunidad de central izquierdo. A diferencia de la temporada pasada, no parece que vaya a ser la alternativa a Mossa en el lateral izquierdo y Ziganda lo ve únicamente como central. Cierra el círculo de los olvidados en defensa Diegui, que lleva en el escaparate todo el verano tras su marcha en enero. Lo esperado es que continúe.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats