Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo no necesita posesión

Los azules, los que menos tienen el balón de Segunda, estrenan el 4-4-2

El análisis deportivo del papel del Oviedo en el derbi ante el Sporting (1-0) del domingo deja una clara evidencia sobre el equipo que busca Ziganda: el equipo azul no necesita tener mucho el balón para plasmar su idea de juego. De hecho, el Oviedo figura el último en el

El problema para la ejecución del plan de una pareja de arietes había sido la falta de actores, debido a la lesión de Rodri y a la poca confianza del Cuco en Mujica, fichaje veraniego. Con Blanco Leschuk a tono, el 4-4-2 se hizo realidad por primera vez ante el Sporting y así llegó la primera victoria tras cuatro jornadas. Es un plan, además, que tendrá continuidad.

El delantero argentino fue la referencia que busca Ziganda y el destino ideal de los balones largos desde la defensa en momentos de agobio. Además, el cuerpo técnico espera que la presencia de Leschuk sirva para dar más oxígeno a Obeng, que ha sido titular en todos los partidos. El Cuco tiene confianza absoluta en el joven delantero, pese que todavía no ha visto puerta. El navarro valora del ghanés su esfuerzo físico en la presión durante todo el partido. Además, la ausencia de Rodri sigue beneficiando su candidatura. El sistema no fue la única novedad por la que apostó Ziganda que, como sucedió en el anterior derbi en El Molinón, volvió a aplicar su libreta con éxito. El navarro apostó por Nahuel de inicio por primera vez en toda la Liga. Viti, en cambio, no jugó ni un solo minuto. Y el plan inicial, como hace meses en Gijón, pasaba por renovar el ataque a falta de media hora. Los cambios, con Ziganda, están pensados ya antes del partido. Borja Sánchez y Javi Mier sustituyeron a Leschuk y a Nahuel y el Oviedo recuperó parte del ritmo que había perdido en el encuentro. La apuesta por Mier, que estuvo cerca de anotar un gol, es un mensaje claro de Ziganda, que ya cuenta con el canterano como uno más de la primera plantilla. Una situación inesperada en la pretemporada y que tiene daños colaterales: Riki pierde claramente gas en los planes del Oviedo. De entre todos los nombres propios azules destacó Tejera, como así demuestran las estadísticas. El catalán dio ritmo al centro del campo y por él pasó casi todo el peligro del Oviedo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats