Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mier, el canterano académico

El medio azul, el vetustiano favorito de Ziganda, compagina el fútbol con Magisterio y en el derbi consiguió su primer triunfo con los mayores

Javi Mier presiona a Saúl García, del Sporting, durante el derbi del pasado domingo en el Tartiere.

Javi Mier presiona a Saúl García, del Sporting, durante el derbi del pasado domingo en el Tartiere. JULIÁN RUS

Cuentan en El Requexón que la primera vez que el Cuco Ziganda reclutó a Javi Mier para un entrenamiento con el primer equipo no tardó mucho en preguntar más datos sobre el canterano. También cuentan que en ningún caso se esperaba Javi Mier un protagonismo tan grande como el que tiene ahora a las órdenes del navarro. Porque el ovetense se ha convertido en el alumno aventajado del Cuco, el entrenador que más tira de la cantera en esta última etapa en el Oviedo. Y Mier, reconvertido a mediapunta, una especie de "todocampista" para Ziganda, está de enhorabuena.

El domingo jugó su primer derbi asturiano con el primer equipo y además consiguió la primera victoria con los mayores. A la quinta fue la vencida, después de tres empates y una victoria tras su debut a las órdenes de Rozada el pasado enero ante el Málaga (1-1). Ese día se le vino el mundo abajo tras provocar un penalti que supuso el gol visitante. Ya está olvidado. Solamente su aislamiento por estar en contacto estrecho con un contagiado de covid impidió que no participase ante el Albacete. Desde el club destacan la actitud del canterano y quienes han seguido sus pasos desde sus inicios ponen su trabajo diario como ejemplo para llegar a la élite.

Ziganda valora de él su total comprensión del juego y su capacidad para la presión al rival. También su capacidad para adaptarse a incontables posiciones: "Es pivote, pero puede jugar de interior, en la defensa o de mediapunta", dijo el entrenador sobre el canterano recientemente. El vestuario también tiene en alta estima a Javi Mier. Los veteranos, como Tejera o Christian, se han encargado de hacerle más fácil la adaptación al fútbol profesional y la presencia de más jugadores formados en la casa también ayuda. No obstante, Mier es el único jugador con ficha del filial que en el día a día es uno más del primer equipo.

El Mier más allá del fútbol, según explican los que le tratan, es un tipo familiar, centrado en el fútbol y también en su vida académica. Al igual que su gemelo Jorge, lateral derecho del Vetusta, estudia Magisterio en Oviedo. Los dos viven todavía en el domicilio familiar. Compatibiliza como puede el estudio con las horas de entrenamiento, aunque es difícil. De hecho, alguna vez ha tenido que reunirse con profesores más allá del horario estipulado para poder seguir la materia. Cuando acabe su formación quiere buscar la forma de relacionar la enseñanza con el deporte, su pasión. Mier es un aficionado a prácticamente todas las prácticas deportivas y rara es la competición que se pierde por televisión. Cuando el fútbol se lo permite aprovecha para hacer rutas, a ser posible en llano. También para jugar al pádel. Aunque cada vez se lo permite menos, dicen quienes le conocen, acoplado como está en el primer equipo. "Y que siga...", desean los que más le quieren.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats