Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Oviedo 2 - 3 UD Logroñés

El VAR desnorta al Oviedo

La intervención del videoarbitraje condiciona un partido que el equipo azul había encarrilado con un gol tempranero y que acabó perdiendo en inferioridad

Galech Azpeteguia consulta en el monitor del VAR la jugada que supondría la expulsión de Grippo. | Irma Collín

Galech Azpeteguia consulta en el monitor del VAR la jugada que supondría la expulsión de Grippo. | Irma Collín

EL VAR desnotó al Oviedo. La intervención del videoarbitraje fue decisiva en un partido que el Oviedo parecía haber encarrilado en los primeros minutos con el gol en propia puerta de Bobadilla. La expulsión de Grippo, en el minuto 8, por una entrada sobre David Gonzálezy la posterior anulación de

Dos goles en dos minutos, en el inicio de la segunda parte, hicieron posible la remontada del equipo riojano y aunque Obeng empató poco después, un tanto del ex oviedista David González, en una jugada de rebotes, condenó a un impotente Oviedo.

La derrota deja a los azules en claro estado de alarma. Un punto de 12 posibles y una sola victoria en las primeras nueve jornadas hacen que los azules queden anclados en los puestos de descenso. La derrota de ayer es dura y además ante uno de los rivales directos. La situación de los azules se complica aún más. Es el peor equipo en el balance de puntos entre los que han disputado nueve partidos. Aunque ayer, el partido estuvo marcado por factores externos, la entrada del equipo en la segunda parte le condenó al encajar dos goles en dos minutos y quedar sin capacidad de reacción.

El Logroñés remontó en dos errores azules en dos minutos

decoration

El entrenador del Oviedo, José Ángel Ziganda, volvió a darle un revolcón a la alineación inicial del Oviedo. El técnico introdujo siete cambios con respecto al once que jugó el domingo ante el Leganés, en el que sólo se mantuvieron el portero Brazão, los defensas Christian Fernández y Grippo y el delantero Obeng. También hubo cambio de sistema, abandonando los tres centrales y volviendo al habitual 4-4-2.

El Oviedo comenzó con ganas e intensidad el partido. Apenas habían transcurrido tres minutos y los azules ya habían forzado dos saques de esquina consecutivos. Y en el minuto cuatro, los azules se adelantaron en el marcador en un centro desde la derecha de Nieto que Bobadilla, al intentar despejar, introdujo en su propia portería. El Oviedo tenía el partido de cara, pero en la jugada siguiente se le complicó. Una entrada de Grippo sobre el ex oviedista David González, sancionada en principio por el árbitro con tarjeta amarilla, acabó en roja tras la intervención del VAR y posterior revisión de la jugada por el colegiado. Era el minuto 8 y a partir de ahí el partido cambió. Ziganda retiró a Blanco Leschuk para dar entrada a un central, Arribas. El Oviedo se replegó y dejó la iniciativa al Logroñés. A pesar de tener el balón, los riojanos carecieron de fluidez para llegar con opciones a la portería de Brazão, mientras que los azules, ordenados en defensa, recurrían en exceso a los balones en largo para Obeng.

48

Real Oviedo 2 - 3 UD Logroñés

Así se llegó al tramo final del primer tiempo en el que el Oviedo iba a marcar el segundo tanto en un falta sacada por Tejera. Arribas ganó la acción de cabeza a Gorka y el balón le cayó de nuevo a los pies del central oviedista que con un disparo raso batió a Santamaría. Sin embargo, de nuevo intervino el VAR, y el colegiado tras revisar las imágenes anuló la acción al entender que Christian Fernández, que era el jugador más adelantado, interrumpía la visión del guardameta riojano. Al Oviedo le quedaba seguir resistiendo.

En la segunda mitad, el Oviedo se vino abajo en apenas dos minutos. Dos goles de Ruiz, en el 47 y 49, el segundo en un fallo en la salida del balón puso el partido muy cuesta arriba para los azules.

Sin embargo, los azules lograron reaccionar y en un córner botado por Tejera, que cabeceó en primera instancia Edgar, Obeng acertó en mandar el balón a la red.

El partido se volvió a igualar, pero a falta de dieciséis minutos para el final el ex oviedista David González aprovechó un balón suelto en el área, tras una serie de rechaces desfavorables a los azules, para marcar el gol del triunfo riojano.

La derrota deja al Oviedo muy tocado. Un punto de doce posibles y una victoria en nueve partidos meten al equipo de lleno en la zona de descenso, aunque con tiempo para reaccionar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats