En el Oviedo la palabra ascenso ni se menta. Y con el play-off pasa algo parecido. Si se le pregunta a un jugador o a un dirigente por el objetivo del equipo azul, la respuesta es calcada. No importa si se da desde el vestuario o desde los despachos. “Vamos partido a partido”. Pero el play-off está ahí. A solo tres puntos tras la victoria del Alcorcón de Anquela ayer al Lugo (1-0). Más cerca para el Oviedo que los puestos de descenso, compañeros de viaje de los azules en el último año, a una distancia de seis puntos. Por eso una victoria carbayona esta noche ante el Fuenlabrada en el Tartiere (Movistar, 20.30 horas) sería un paso directo hacia los puestos de arriba.

El Oviedo, rumbo al play-off

Una especie de confirmación de que el Oviedo, como siempre sucedió desde el regreso a Segunda excepto el año pasado, está listo para competir por algo más que por sobrevivir en la categoría de plata. Un examen de altura ante un Tartiere vacío. El Oviedo, además, recibe al Fuenlabrada del exrojiblanco Sandoval en su mejor momento, después tres victorias consecutivas que han elevado la moral del grupo y han situado al equipo azul en su mejor puesto en 17 meses: 12º. Un cuarto triunfo seguido iría casi para récord: el Oviedo no lo consigue desde hace tres años, cuando Anquela cotizaba al alza en la ciudad. En esa ocasión se consiguieron hasta cinco y se aspiraba al ascenso directo. Ziganda buscará aproximarse hoy a los números del jienense y dejar por el camino a Sandoval. El Oviedo adelantará al Fuenlabrada en la tabla si gana: los madrileños van séptimos con 18 puntos y el Oviedo 12.º con 16. Para lograrlo, Ziganda aplicará continuidad en su once.

De hecho, las pocas dudas que existen están en la zona defensiva. Grippo y Christian son las posibilidades en el central izquierdo, propiedad del cántabro en las últimas citas. El suizo tiene muchas opciones de entrar al once debido a su fortaleza física (1,88 metros), que puede ser clave ante las embestidas de Sekou (1,9) y Enteka (1,89), las torres del ataque del Fuenlabrada. Dilema para Ziganda, que ocultó sus cartas durante la semana en El Requexón, aunque sí ensayó con Grippo como teórico titular en varios ejercicios. Mossa y Lucas optan al puesto de lateral izquierdo, aunque el valenciano parece haber cogido ventaja en las últimas citas. En el frente de ataque no se esperan novedades, aunque el Oviedo puede ahora contar con un arma inédita en lo que va de temporada.

Rodri ya está disponible tras su lesión en un hombro durante la pretemporada y ayer entró en la lista de convocados. El ariete esperará en el banquillo y, si el técnico lo desea, podrá participar. A partir de ahora, Obeng y Rodri se disputarán el puesto para ser alternativa a Leschuk si Ziganda sigue optando por el sistema con un mediapunta. El once del Oviedo esta noche podría ser el formado por: Femenías; Nieto, Carlos Hernández, Grippo, Mossa; Tejera, Edgar; Nahuel, Borja, Sangalli y Leschuk. Diegui se quedó fuera de la convocatoria por decisión técnica y en la misma tampoco entró Aburjania, que ayer se entrenó en El Requexón tras regresar de sus compromisos con la selección de Georgia. Sí está citado Brazão, de vuelta tras estar concentrado con Brasil sub-20.

El Oviedo, como viene siendo habitual esta temporada, se concentrará esta mañana en un hotel ovetense hasta la hora del partido ante el Fuenlabrada (20.30 horas, Movistar). La plantilla pondrá rumbo al Tartiere alrededor de las 19.00 horas. La charla de Ziganda será en el hotel.

El Fuenlabrada, por su parte, llega a la cita del Tartiere con la importante baja del centrocampista Pathe Ciss por acumulación de amarillas. Tampoco viajó Aldair por cuestiones burocráticas y causó lesión de última hora Sekou, la principal amenaza de los de Sandoval. Podría alterar incluso el once de Ziganda. En la lista están los exoviedistas Juanma Marrero, central, y Pol Freixenet, meta suplente.

José Ramón Sandoval, técnico del Fuenlabrada y exentrenador del Sporting, elogió ayer a Ziganda antes del partido de esta noche en el Tartiere: “Es un entrenador que inculca mucha intensidad a su equipo. Los resultados no eran acordes a lo que ofrecía y ahora han cogido un rumbo que les va a dar confianza”.

El árbitro del Comité Vasco Jon Ander González Esteban sustituirá al castellano-manchego Dámaso Arcediano Monescillo en el partido del Oviedo ante el Fuenlabrada, que se jugará hoy a las 20.30 en el Tartiere. Arcediano Monescillo dio positivo en covid. Es asintomático y se encuentra bien.