Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La afición del Oviedo respalda poner publicidad en la fachada del Tartiere: “Cuanto más dinero, mejor”

El club se marca como prioridad encontrar nuevos patrocinadores para el exterior del estadio

Estadio Carlos Tartiere

Estadio Carlos Tartiere Miki López

El Oviedo y el oviedismo fluyen en estos momentos por distintos caminos en lo ajeno a lo deportivo. El club hace números y busca oportunidades de negocio. La afición, mientras, debate. Pero la sensación en ambas partes, con matices en el desarrollo, parece clara: “Cuantos más ingresos tenga el club,

El Ayuntamiento de Oviedo, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, ha dado la luz verde necesaria para que el exterior del estadio azul pueda albergar publicidad, una fórmula utilizada por otras entidades el fútbol español y que permitiría al club tener más vías de financiación para paliar parte de las pérdidas que ha generado el fútbol a puerta cerrada.

El Consistorio lo aprobó ayer en una Junta de Gobierno convocada de forma extraordinaria para agilizar el tema. En el seno del Oviedo se recibió la noticia con los brazos abiertos y en estos momentos en los despachos del Tartiere se hacen números para poder atender las ofertas que lleguen de patrocinadores. Ayer mismo se trabaja exclusivamente en este asunto: es una prioridad absoluta. Es un tema que el club quiere llevar con el máximo sigilo posible, al igual que sucedió con el nombre comercial puesto al estadio, el de la compañía minera NMR. La fase actual en la que trabaja el Oviedo es la de poner el precio adecuado a una marca interesada que quiera figurar en el Tartiere.

A la empresa NMR, incluir su nombre en la nomenclatura del estadio le costó medio millón de euros y en el club azul son conscientes que el precio por aparecer únicamente en la fachada del estadio tendrá que ser considerablemente menor a esa cifra. La búsqueda, pues, está servida, con Federico González, director general; y David Mata, gerente, como máximos responsables de las decisiones. Los dos se ocupan de los asuntos económicos del Oviedo y el ovetense ha ganado poder de decisión desde la llegada del mexicano. De ellos depende la búsqueda de más publicidad.

Paralelamente, la afición del Oviedo atiende expectante a los movimientos. Y la conclusión entre peñistas, aficionados y socios sobre si es adecuado o no lucir publicidad en el Tartiere parece desembocar en la misma conclusión: no son tiempos para el fútbol romántico, aquel de hace unos pocos años en el que no había más publicidad que un par de vallas pintadas en el interior del estadio.

Paula Muñiz, activa peñista de Wences, explica su punto de vista y apuesta por poner al mal tiempo buena cara. “Estoy totalmente de acuerdo en sacar beneficio económico usando la fachada de nuestro estadio. Creo que incluso puede quedar hasta vistoso. Aunque hay que tener en cuenta qué se anuncia, porque no es lo mismo una marca deportiva que una casa de apuestas o una bebida alcohólica”, explica esta aficionada. El Ayuntamiento tuvo en cuenta esa premisa y debe dar la pertinente autorización previa a cualquier acuerdo al que llegue el club.

José María Llanos, de la peña azul Furacu, con sede Madrid, dice que en situaciones normales “no me gustaría que hubiese publicidad en la fachada del estadio, pero tal y como viene la crisis económica y la reducción de ingresos entiendo que es una solución apropiada”.

En sintonía con Llano está María Álvarez, de la peña Olivares. “Lo ideal sería no utilizar ninguna publicidad en la fachada del estadio, pero en los tiempos que corren eso es casi una quimera y lo que realmente importa es tener un equipo competitivo. Cualquier dinero que llegue es bien recibido”.

Jaime Campillo, vicepresidente de la Asociación de Peñas del Oviedo (APARO), finaliza haciendo una reflexión sobre la evolución del fútbol. “Tener publicidad en el estadio es positivo por el dinero, pero negativo por los valores. Lo guapo sería vivir toda la vida con la marca Real Oviedo y punto, pero eso no se puede por cómo está montado. Los aficionados son los últimos a los que se les tiene en cuenta”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats