Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo, ante una cuestión de estilo: Nahuel y Borja para dañar al Almería

Ziganda meterá a los dos atacantes frente al Almería en busca de verticalidad ante el equipo con más posesión de Segunda

Borja y Nahuel, con Egdar y Carlos Hernández observando la jugada, ante el Fuenlabrada. | Irma Collín

Borja y Nahuel, con Egdar y Carlos Hernández observando la jugada, ante el Fuenlabrada. | Irma Collín

Da la sensación que Ziganda tiene una lucha interna cada fin de semana. Como si el corazón le pidiera un Oviedo dominador, que quiera dañar con la pelota, y la razón le aconsejara dejar la iniciativa al rival y esperar a los espacios. La segunda versión ha dado hasta la

Preguntado sobre si el Oviedo saldría a discutirle el balón al Almería o esperaría al rival, Ziganda teorizó sobre el dominio de los partidos en Segunda poniendo el ejemplo que se vio a comienzos de semana en Lugo. “Depende en parte del rival. El Lugo nos permitió circular y tener un medio más, como es Javi Mier, nos facilitó el dominio. Pero nos costó más en las transiciones”, expuso el navarro. “Con Borja o Nahuel perdemos posesión pero ganamos verticalidad y agresividad ante la portería rival”, completó.

El descanso en el Anxo Carro de piezas fundamentales arriba como Nahuel o Borja y la recuperación de Blanco Leschuk, una vez que ha cumplido su partido de sanción, hace intuir que habrá cambios en la propuesta del Oviedo mañana. Las características del rival también empujan a pensar en una versión menos dominadora que la de Lugo.

El conjunto andaluz tiene mentalidad ofensiva y quiere ser protagonista en los partidos. De hecho, es el conjunto de Segunda que más tiempo ha tenido el balón en su poder hasta la fecha. Los de José Gomes acumulan un 58,38% de la posesión. Le sigue el Castellón (55,6%) y el Espanyol (55,32). En el extremo contrario está el Lugo, el equipo más dominado, con el 40,03% de la pelota. E inmediatamente por detrás, el Oviedo, con el 44,04%. Si algo ha quedado claro hasta ahora en la competición es que los pupilos de Ziganda se sienten más cómodos cuando el rival tiene la pelota. Y que el Almería es más feliz con el dominio de los choques.

La suma de factores hace pensar en un guion definido, con el Almería mandando en el campo y el Oviedo reservándose los sustos. Está por ver si Ziganda opta por morder arriba para acentuar los fallos en el inicio de la jugada (como ante el Castellón) o si prefiere esperar unos metros y buscar los espacios a la espalda de la zaga almeriense (como en Las Palmas).

En todo caso, el Cuco prepara una alineación diferente a la de Lugo, con novedades arriba. Blanco Leschuk recuperará su puesto como nueve, con una labor que el equipo agradece, más allá del acierto de cara a gol. Nahuel y Borja relevarán previsiblemente a Mier y Cedric, que dejaron un buen sabor de boca en el Anxo Carro. La duda radica en la derecha. Está por ver si Ziganda mantiene a Sangalli en a la derecha o si prefiere darle descanso ante la acumulación de partidos y lo que viene por delante: seis partidos antes de Navidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats