Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo ya planifica salidas y hace cálculos: espera cerrar tres fichajes en el mercado de invierno

El club, que paró la marcha de Riki en verano, no descarta ahora una cesión del canterano

Francesc Arnau

Francesc Arnau Irma Collín

Con cuatro partidos de Liga y uno de Copa hasta el parón por Navidad, el Oviedo empieza a allanar el trabajo de un mercado de invierno que será muy movido. Los teléfonos de los agentes de futbolistas en el Oviedo están ya echando humo. La prioridad del club, como adelantó

El resto de los fichajes dependerá de las marchas de varios futbolistas de la actual plantilla, pero la idea del club pasar por cerrar la contratación de tres jugadores. Ese es el cálculo que se hace en el Oviedo. Además, aunque el tope salarial de los azules no esté agotado y se pueda cubrir una ficha más incluso sin acometer ninguna baja, la idea del Oviedo es no ampliar el cupo. Es decir, que haya tantos fichajes como marchas en enero.

De ahí que, mientras el equipo afronta un mes crucial en el campeonato, ya se estén estudiando al dedillo la situación de varios jugadores de la plantilla actual. Algunas salidas, como la de Diegui, es un objetivo desde el verano. Pero hay otros jugadores que, meses después de comprometerse con el club, afrontan ahora una situación totalmente diferente a la de entonces. Uno de los señalados es Riki, que es de los jugadores que menos está contando para Ziganda.

Si en verano el club paró en seco una posible salida del mediapunta, ahora el ovetense podría cambiar de aires. La fórmula sería una cesión, ya que el Oviedo en ningún caso quiere desprenderse del jugador. Lo ven como un valor de futuro. Riki es consciente de lo difícil que será reconducir su situación y lo que quiere es minutos. El mediapunta es un jugador con cierto cartel en la categoría que ya en verano tuvo varias opciones para dejar el Oviedo. Entre ellas una del Mirandés, entrenado por José Alberto, ex del Sporting. El caso de Riki es muy significativo en la plantilla debido a que es de los pocos que apuestan por salir.

Con Diegui, otro en la lista para abandonar el club, el contratiempo vuelve a ser el mismo que en verano: el salario del futbolista. No obstante, la ventaja para el club azul, como sucedió hace un año, es que es más fácil dar salida a un futbolista en el mercado de invierno que en el de verano. El caso de Diegui es meridiano: no pudo salir en el verano de 2019 y en cambio apareció la opción del Cartagena meses después. El lateral, como sucede con Riki, también quiere minutos y no está dispuesto a pasarse media temporada en blanco.

Tienen una situación diferente a la de Riki jugadores como Jimmy, Mujica, Cedric o Brazao. El club no se aventura a predecir que pasará con ellos en enero, pero tampoco se descarta la salida de ninguno de ellos. Tampoco con la de Viti, que no obstante cuenta con la confianza de Ziganda. El mediocentro ovetense, en cualquier caso, quiere seguir en el Oviedo. No sucede lo mismo con el portero brasileño, pendiente de su situación. Desde su entorno se afirma que de no tener más minutos de aquí a enero lo esperado es una marcha prematura. Con Cedric se ha cambiado la sensación en muy pocos días. El extremo fue titular en Lugo, cuajó una buena actuación y espera seguir contando con minutos. Respecto a Aburjania, que apenas está participando, el club espera que su devenir cambie.

Con Mujica pasa exactamente lo contrario. El ariete no cuenta para Ziganda, el club da ya por hecho que tendrá que afrontar su salida por esa falta de confianza y el ariete espera movimientos por parte del club azul.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats