Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La resurrección de Anquela en el Alcorcón: "Algún director deportivo lo quería jubilar, pero ahí está"

El técnico jienense regresa hoy al Tartiere para enfrentarse al Oviedo

Anquela, en El Requexón

Anquela, en El Requexón

La vuelta de un viejo conocido en el banquillo, probablemente el que más ha calado en Oviedo en seis años, tendrá que ser a puerta cerrada. No hace tanto que se fue: menos de dos años que ya parecen una eternidad. Porque Anquela regresa hoy al Tartiere por primera vez

Reduciendo el tiro al Oviedo, un terremoto institucional sin precedentes recientes poco después del despido a Anquela y una temporada bailando en la cornisa. Visto en perspectiva, a ninguna de las dos partes le ha ido especialmente bien tras la sonada separación, que fue de todo menos amistosa tras casi dos años de convivencia. El Oviedo coqueteó con el descenso y tuvo tres entrenadores en solo una temporada. El jienense, aupado sobre la bocina al banquillo del Deportivo de la Coruña, solo duró diez partidos en Galicia, estuvo cuestionado casi desde el principio y logró una única victoria, precisamente ante el Oviedo en Riazor.

Tras varios meses en el paro, Anquela fue el elegido para revivir al Alcorcón, el club donde el andaluz se hizo un nombre tras aquella histórica eliminación al Real Madrid en Copa del Rey y conseguir jugar un play-off. Es el Alcorcón un club hecho a la medida de Anquela, comentan desde su propio entorno. “Había algún director deportivo que ya lo quería retirar y ahora… Ahí está haciéndolo bien en Alcorcón”, afirman sus allegados. Allí, en Alcorcón, con el equipo en caída libre, fue recibido como un salvador. Y en eso está. De momento, tres victorias consecutivas y un estilo reconocible. Hoy volverá a tener enfrente al que fue su equipo, que desde su marcha ha sufrido una remodelación absoluta. Salvo el consejo, en los despachos ya no queda nadie de la “era Anquela”. Por aquel entonces Joaquín del Olmo era el mandamás del club. El mexicano, cesado en octubre del año pasado, acabó fatal con el jienense.

Juan Antonio Anquela: "Me da pena no haber podido dar un poco más a la afición. El sentimiento del Oviedo es muy profundo" Miki López

“El señor Anquela...”, le nombró fríamente Del Olmo en la presentación de Egea, sucesor del andaluz. Sí guarda el técnico del Alcorcón conocidos en el vestuario. Siete jugadores de la actual plantilla estuvieron bajo sus órdenes: Christian, Carlos, Mossa, Diegui, Tejera, Jimmy y Viti. El jienense fue también el técnico que hizo debutar a Borja Sánchez, aunque el ovetense nunca llegó a estar en la dinámica del primer equipo hasta la temporada pasada. Hoy todos ellos se enfrentarán a su exentrenador, que tiene entre sus filas a varios exoviedistas. Richard Boateng, que coincidió con Anquela en el Oviedo y pidió salir del club ante la falta de oportunidades, es ahora una pieza clave del jienense. Ernesto, uno de los favoritos de Anquela en su etapa en el Vetusta, es el revulsivo. Y David Fernández, héroe oviedista, autor del gol en Cádiz que supuso el ascenso, cierra la defensa del jienense, que visto en perspectiva puede sacar pecho de su etapa como azul.

Porque Anquela guarda todavía un curioso estatus en el Oviedo: es el entrenador que más ha durado en el cargo desde la vuelta a Segunda. Aunque ni siquiera llegó a completar dos cursos, prueba de la inestabilidad del banquillo azul en los últimos años. Además, es el único técnico que tuvo, sin corta pisas, el objetivo de situar al Oviedo en el play-off de ascenso.

En su primera campaña no lo consiguió por el goal-average y en la segunda fue despedido a falta de siete partidos. En su etapa, no obstante, el equipo azul siempre estuvo más cerca de los puestos de arriba que en la actualidad. Hay dos datos clave. El equipo azul nunca estuvo en descenso mientras Anquela lo dirigía y sus peores puestos fueron el 17.º en el inicio de su primera temporada y el 13.º en la segunda. El año pasado el Oviedo no logró subir de la posición 14.º en toda la temporada y en esta, de momento, como mucho ha sido 12.º.

La declaraciones de Anquela

Juan Antonio Anquela, entrenador del Alcorcón y ex del Oviedo, valoró ayer la situación de su equipo antes del enfrentamiento de esta tarde en el Tartiere (19.00 horas). El jienense habló maravillas sobre el equipo azul. “El Oviedo es un equipo muy equilibrado en todo que sabe lo que hay que hacer con y sin balón. Vamos a jugar ante un buen equipo y las claves son muy fáciles, competir como siempre y jugar al fútbol bien”, dijo Anquela sobre su ex equipo.

El técnico jienense advirtió de que deben estar “concentrados” durante todo el partido porque en la Segunda “en un segundo se puede perder todo y echar por tierra el trabajo”. “Solo me preocupa sumar puntos y sumar muchos. Lo único que me interesa es que los chavales den el nivel que vienen dando y que sepan el terreno que pisamos. Para salir hay que ganar mucho y eso ahora no está a nuestro alcance”, dijo sobre el momento actual de su equipo. “Necesitamos puntos y hay que conseguirlos con lo que creo. Si competimos y hacemos las cosas como lo venimos haciendo en los últimos partidos estamos cerca de, por lo menos, disputar el encuentro. No tengo otra filosofía de entender este juego que trabajar bien y jugar bien”, abundó.

Ziganda devuelve los piropos. El entrenador del Oviedo, como hizo Anquela, también habló ayer maravillas del club alfarero. “Está consiguiendo lo que ya hizo en su primera etapa allí. Son un equipo difícil de batir y un bloque con muchísima vitalidad. Anquela hace equipos muy agresivos, que aprietan todo lo que pueden”, dijo Ziganda sobre el jienense.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats