Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del Oviedo: El coraje despierta al equipo azul (2-2)

Los de Ziganda se reponen a un mal inicio del partido, neutralizan los dos goles de ventaja del Mallorca y rescatan un punto con mucho mérito

Jimmy y Viti abrazan a Arribas, que dedica su gol, mientras Mossa y Nahuel llegan a la escena.. | Irma Collíín

Jimmy y Viti abrazan a Arribas, que dedica su gol, mientras Mossa y Nahuel llegan a la escena.. | Irma Collíín

El coraje despertó al Oviedo. Cuando peor lo tenían los azules, con un 0-2 en el minuto 19 de partido, los pupilos de Ziganda lograron reponerse a su mal inicio del partido, neutralizaron la ventaja del Mallorca y lograron un punto de mucho mérito. El empate tiene más valor por la entidad del rival que los azules tenían en frente.

El Mallorca es el único equipo de Segunda que todavía no conoce la derrota en sus desplazamientos y hasta ayer sólo había encajado un gol fuera de casa. En el Tartiere recibió dos y además el Oviedo estrelló dos balones en los postes. Un equipo azul que afrontó el partido mermado por las bajas, ya que le faltaban los cuatro centrocampistas titulares, Tejera, Edgar, Sangalli y Borja Sánchez. Sin embargo, quitando el tramo inicial, los azules siempre dieron la cara. Reaccionaron cuando parecía casi imposible e incluso tuvieron opciones de ganar el partido en el tramo final.

El pésimo inicio del encuentro de los azules parecía que iba a ser definitivo, pero entonces surgió el orgullo y el coraje de un equipo que está demostrando esta temporada que nunca se entrega y pone todo en el campo. El equipo se repuso, se metió en el partido con el gol de Javi Mier al borde del descanso y Arribas rescató un punto en la segunda mitad para un Oviedo que inició el año con buena cara.

El gol de Javi Mier al borde del descanso metió a los azules de lleno en el encuentro

Oviedo y Mallorca afrontaron un partido marcado por las bajas de los dos equipos. Ziganda no pudo contar con Sangalli y Edgar, por sanción, ni con Tejera por lesión, mientras que el parte de ausencias se completó con la de Borja Sánchez afectado por el covid-19. Eso motivó que el técnico navarro tuviese que reestructurar el once inicial, con la presencia de tres canteranos en el centro del campo, Jimmy, Javi Mier y Viti, mientras que la novedad en el ataque fue la presencia de Rodri, titular por primera vez en la temporada, junto a Blanco Leschuk. En la primera mitad, el Mallorca fue muy superior al Oviedo, excepto en el tramo final.

El conjunto balear se plantó mejor en el partido, se adaptó mejor al lamentable estado del terreno de juego y fue más práctico. El conjunto de Luis García fue más intenso al principio, no dejó recibir en posiciones cómodas al Oviedo y además ganaba todos los balones divididos.

36

Las imágenes del partido entre el Real Oviedo y el Mallorca IRMA COLLÍN

No obstante, fue el Oviedo el que creó la primera ocasión, en el minuto 12, en un centro desde la izquierda de Mossa que Blanco Leschuk remató de cabeza fuera. Fue un espejismo, porque el Mallorca en la siguiente jugada avisó con un disparo de Galarreta que se estrelló en el poste de la portería de Femenías. Un minuto después el equipo balear se puso por delante en el marcador.

Un balón en largo de Sastre desde su defensa fue mal despejado por Mossa que dejó el balón en clara ventaja a Lago Junior que ganó la acción a Arribas y batió a Femenías. El Mallorca no bajó el listón y cuatro minutos después Sastre, con un gran disparo desde fuera del área, ponía en clara ventaja a su equipo ante un Oviedo que seguía sin encontrar su sitio en el terreno de juego. Con el 0-2, el Mallorca bajó la intensidad y el Oviedo comenzó a crecer en especial en el último tramo de esta primera mitad. Los azules comenzaron a ganar las segundas jugadas, fueron más intensos y pusieron en aprietos a Reina. Rodri pudo acortar distancias en el minuto 38 cuando estrelló el balón en el poste, en un segundo remate tras un primer rechace de Reina.

A dos minutos del final, los azules consiguieron meterse de nuevo en el partido al aprovechar Javi Mier una falta lanzada desde el centro del campo por Nahuel para sorprender a la defensa y batir a Reina. En la segunda parte, el Oviedo salió mejor que el Mallorca, pero le costaba acercarse con peligro a la portería rival porque le faltaba velocidad con el balón. Sin embargo, los azules no le perdieron la cara al partido, defendieron con orden y apenas concedieron opciones al Mallorca, que tuvo la más clara y la única en un remate de cabeza de Russo que paró bien Femenías. Cuatro minutos después, Arribas estableció el empate al rematar de cabeza un saque de esquina botado por Nahuel e incluso tuvieron la opción de ganar el partido con un remate de cabeza de Obeng que se estrelló en el larguero.

Antes, los azules reclamaron una mano en el área de un defensor bermellón. Al final, los azules consiguieron rescatar un punto muy merecido en un partido que se les puso muy cuesta arriba en el tramo inicial.

Compartir el artículo

stats