Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

México ve con buenos ojos la renovación de Ziganda con el Oviedo

El club y la propiedad del club valoran de forma especial su apuesta por los jugadores de casa

Ziganda, el día de su presentación con Paredes y Arnau

Ziganda, el día de su presentación con Paredes y Arnau

Ha sucedido desde que en 2012 el Grupo Carso aterrizara en el Oviedo. Los hombres de Slim, Arturo Elías principalmente, utilizan diversas vías de información para valorar lo que sucede con su inversión futbolera en Europa.

Está la fuente oficial, lo que se dice desde el club; pero también se pulsan voces al margen, contactos en la ciudad para dibujar una descripción fidedigna de lo que sucede en el Oviedo.

En ambos casos, las opiniones coinciden en alabar el buen papel de José Ángel Ziganda como entrenador del Oviedo. Por eso, desde México se ve con buenos ojos la posible continuidad del técnico, un entendimiento que parece condenado a alcanzarse, aunque aún quedan algunas fases por superar.

9

Las imágenes del Cuco Ziganda para su primera entrevista de la temporada Real Oviedo

Porque las dos partes coinciden en casi todo. En los tiempos, por ejemplo. Enero no es el momento para negociar una continuidad. Otra cosa es que dentro de un par de meses o tres, con la temporada avanzada (se entiende que con la salvación encarrilada) se empiece a tratar un proyecto a medio plazo.

De momento y sin hablar de cifras ni fechas, hay sintonía entre las partes. Así se explican los mensajes cruzados que directiva y entrenador se han lanzado en las últimas semanas a través de LA NUEVA ESPAÑA. “Como aficionado, renovaría a Ziganda. Como presidente… también”, señaló Manolo Paredes, máximo dirigente en funciones mientras se recupera Menéndez Vallina, a este periódico a finales de diciembre.

Ziganda.

“Encantado de que haya dicho eso. El club es el que debe dar el primer paso y luego yo me pronunciaré”, respondió Ziganda en el mismo medio ayer. El técnico está cómodo en Oviedo y el club azul valora su trabajo.

Pero al final todo depende de México. Arturo Elías puede parecer, en apariencia, que no está tan metido en el día a día de la entidad, pero desde el club azul indican lo contrario, que su seguimiento de la actualidad de la entidad es continuo. Y los mensajes recibidos se empeñan en subrayar el buen hacer de Ziganda como entrenador.

Se destaca del navarro, sobre todo, sus métodos y su apuesta decidida por la gente de la casa. Cinco jugadores ovetenses jugaron en Sabadell hace un par de meses en una apuesta que no fue un caso aislado. Fue más una declaración de intenciones.

Si Ziganda tiene que tirar de los chicos de la cantera lo hace sin dudar. Y esa apuesta por un modelo de cantera, ese “camino” que el entrenador se empeña en repetir, solo puede tener recorrido con una apuesta más allá del 30 de junio.

Federico González habló en México con Arturo Elías y en breves regresará a Oviedo

decoration

Pero primero hay que cumplir los plazos. Ver por donde se decanta la temporada, en palabras de Ziganda. Traducido: que no haya problemas clasificatorios los dos próximos meses. Que los resultados no arruinen la sensación de que se está fraguando algo bonito.

Ziganda ya ha manifestado internamente que no es el momento de negociar, que hay que centrarse en la campaña, un argumento en el que coincide Arnau que, México mediante, tiene la voz autorizada para asuntos deportivos.

De momento, el Cuco cuenta con el apoyo sin fisuras de la directiva, que valora su personalidad y la intención de crear un proyecto más allá de los resultados inmediatos.

Tras un mercado estival con algunas tiranteces entre Arnau y Ziganda (al navarro le hubiera gustado mantener alguna de sus piezas importantes del pasado curso), la situación se ha suavizado. Hay comunicación continua entre ambos. La relación, dicen desde el club, es franca entre ambos.

Así que los indicios parecen sugerir que las partes están condenadas a entenderse. Pero, ojo, eso no significa que esté todo el trabajo hecho. En la situación hay algunos riesgos.

Como por ejemplo que algún equipo pueda entrometerse en la relación. Ziganda es un entrenador con cartel que en los años previos a asumir el banquillo del Oviedo contó con propuestas interesantes aunque ninguna se llegara a concretar.

Ziganda, en el Tartiere

Por ejemplo estuvo cerca del Watford inglés. En España también hubo interés de algunos equipos. El temor en el club es que según se acerca el fin de la competición pueda llegarle alguna propuesta interesante que compita con la del Oviedo. Por eso no se quiere esperar demasiado en la negociación.

Hay un último elemento importante en esta historia: Federico González, el asesor de Carso en el Oviedo. O sea, el ejecutor de las órdenes de Arturo Elías. El mexicano lleva varias semanas en su país aunque se le espera en próximas fechas de vuelta en Asturias.

Y llegará tras haber hablado con Arturo Elías y conocer de primera mano las intenciones del yerno de Slim para el Oviedo. Su aterrizaje en España puede resultar clave para acercar un entendimiento que, en sus primeros compases, parece caminar hacia buen puerto.

Compartir el artículo

stats