Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Toni Fidalgo a Dely Valdés pasando por Chapacú: el oviedismo se moja sobre cuál debe ser el objetivo del equipo

Diez aficionadas dan su opinión sobre el rumbo de los azules y piden renovar a Ziganda

Toni Fidalgo, Dely Valdés y Chapacú

Toni Fidalgo, Dely Valdés y Chapacú LNE

Los jugadores lo dicen abiertamente, los dirigentes prefieren no mentarlo en público y el entrenador recalca que al menos a él nadie se lo ha pedido directamente. Pero la palabra prohibida, el play-off, sobrevuela en los mentideros oviedistas.

Y lo hace porque entrar al menos en la promoción y luchar por el ascenso a Primera División ha sido siempre el objetivo deportivo del Oviedo desde el regreso a la élite.

Así lo fue hasta que la rutina se alteró por la pesadilla de la temporada pasada. El coqueteo con el descenso y los vaivenes de un curso para olvidar, pandemia mediante, menguaron la exigencia habitual.

Ahora, a las puertas de iniciar la segunda vuelta y en una cómoda posición –misma distancia del play-off que del descenso, siete puntos– el oviedismo no renuncia a nada.

Quiere pensar en grande y no duda en señalar, con matices, qué objetivo debe tener el club: el play-off. Así se extrae de la encuesta que ha elaborado LA NUEVA ESPAÑA entre destacados exjugadores, notables exdirigentes y pasionales peñistas que siempre están al pie del cañón.

La mayoría dice que la promoción es la cota mínima a exigir para el Oviedo. Los encuestados opinan también sobre el futuro de Ziganda, que acaba contrato en junio. Ya suenan tambores de renovación y el oviedismo parece estar contento con su trabajo. La mayoría da el sí a renovarle, aunque las opiniones son variadas en el cuándo.

“Mi objetivo sería meterme en play-off, claro, por definición y por exigencia histórica”, dice Toni Fidalgo, expresidente del Oviedo, que puntualiza. “Primero habría que saber cuál es el objetivo que se marca el club. Yo creo que aspiran a todo, pero tienen mucha irregularidad. Queda mucho y el equipo está a tiempo de pegar un arreón”. Sobre la posible renovación de Ziganda, Fidalgo pide paciencia. “Yo esperaría unos meses, al menos hasta abril. El Cuco está haciendo un buen trabajo, pero tampoco creo que venga a ficharle un súper equipo. Y si viene, al Oviedo se lo van a quitar igual. Lo prudente es esperar”, finaliza el expresidente.

Eugenio Prieto, también expresidente, difiere con Fidalgo. “No hay que pensar a largo plazo. Nada de apresurarse. El Oviedo tiene que ir ‘piano piano’ y pensar en el día a día. De momento, van por buen camino”. Prieto apuesta por renovar a Ziganda. “Sí, le renovaría ya. Es un gran entrenador que tiene un segundo técnico (Bingen Arostegi) funcionando a la perfección”.

Manuel Lafuente está más con Toni Fidalgo que con Eugenio Prieto, pero con algún matiz. “El objetivo tiene que ser el play-off por lo que significa el Oviedo, pero lo primero es lograr la permanencia y no pasar apuros. Luego, sí podemos pensar en algo más”, explica el expresidente azul. Sobre la renovación de Ziganda, duda. “Renovarlo ahora es arriesgado. ¿Si pierde tres o cuatro partidos qué hacemos? Lo está haciendo bien, pero puede esperar”, finaliza.

Manuel Lafuente, Eugenio Prieto y Toni Fidalgo

Paco Danuesse fue secretario técnico del Oviedo y en su caso impera la calma. “El play-off está ahí, cerca, pero creo que no debe ser un objetivo primordial. Hay que ir poco a poco, formando equipo y pensando en un proyecto”. Sobre el futuro de Ziganda explica que “lo está haciendo bien y el año pasado salvó al equipo. Está en el buen camino para seguir”.

Al otro lado del charco lo tienen clarísimo. Dely Valdés, goleador de los noventa y actual seleccionador de Panamá, es muy directo. “El objetivo debe ser el ascenso porque el Oviedo es un equipo de Primera y merece estar en esa categoría”. Además, el panameño respalda el trabajo de Ziganda. “Sí, le renovaría”.

Parecido a Dely Valdés piensa Ramón Hicks, “Chapacú”, exdelantero azul y presentador de un programa deportivo en Paraguay. “El objetivo se marca partido a partido, pero el Oviedo tiene que anhelar siempre lo máximo. Tenemos que volver a Primera, ese es el objetivo, pero para eso hay que trazar un plan, como hizo Vicente Miera. Nosotros, los oviedistas, pertenecemos a un club grande y el objetivo tiene que ser ascender. Los jugadores tienen que tener hambre de gloria”, opina Chapacú. Del futuro de Ziganda dice que “los contratos hay que renovarlos cuando se muestran resultados y lo tendrá que evaluar el club”.

José Manuel López Prieto, jugador azul de finales de los sesenta y principios de lo setenta, piensa como los otros exfutbolistas. “Hay que intentar meterse en play-off porque tenemos mimbres y hemos mejorado respecto al inicio de Liga. Tenemos que luchar con toda la fuerza para lograrlo”, explica el langreano, que “en principio” renovaría a Ziganda.

Tomás y Vili, ayer, en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo.

Quique Marigil, otro exjugador, rompe la tendencia. “Es pronto para hablar de objetivos de aquí a final de temporada. Los jugadores tienen que seguir la senda de los últimos partidos y así se podría optar al play-off. Podemos competir con cualquiera y no tenemos que renunciar a nada”, recalca. Sobre el entrenador no se moja: “El club tiene los datos y ellos saben lo que interesa hacer”.

Vili, exazul y exdelegado, se define como inconformista. Por eso pide el play-off. “El objetivo debe ser ese, por supuesto, pero los jugadores tienen que creérselo. El equipo me está gustando, no somos inferiores a nadie y podemos pelearlo”. Vili, si de él dependiese, renovaría a Ziganda. “Es un entrenador de cantera y eso es fundamental”.

Tomás rebaja el suflé. “Nada de play-off, el objetivo tiene que ser salvarse. Para jugar el play-off necesitaríamos, como mínimo, otro delantero centro. Yo me conformo con librar la categoría con la actitud que tienen ahora mismo”. El excentrocampista renovaría a Ziganda, pero recalca que lo que haría es “traerle más fichajes”.

Así piensan las peñistas

Los aficionados también señalan de forma mayoritaria el play-off como el objetivo del equipo. Las peñistas piden al equipo luchar por subir por la vía de la promoción. También respaldan la renovación de Ziganda. “El play-off debe ser el objetivo mínimo del equipo y se le puede exigir”, dice Ana Fernández Llaneza, de la peña Las Regentas, que renovaría a Ziganda “con los resultados en la mano”.

María Álvarez Cuesta, de la peña Olivares, apuesta por quedar “en media tabla, aunque lo ideal sería el play-off, pero con salvarnos holgadamente y no sufrir estaría bien”. También renovaría a Ziganda. Paula Muñiz, de Wences, lo tiene claro: “El objetivo tiene que ir más allá de la salvación. Debemos ser ambiciosos y soñar con el play-off”.

Carmen González, joven peñista de La Esquina, dice que “el objetivo es subir a Primera y se nota el orgullo valor y garra del Oviedo en este equipo”. Se define como optimista con el resto de la temporada.

Lo mismo opina Polyana Jou Sardina, de la peña Blues Brother. “Rotundamente sí; hay que luchar por el play-off”.

Montse Navarro, de la peña Mario Prieto, recalca en cambio que hay que “centrarse en la permanencia sin olvidarse de la promoción, pero con los pies en el suelo”. Para Milagros González la promoción “es lo exigible”. “No hay que dudar y hay que aspirar a subir a Primera”, dice la peñista de Teatinos.

Marta González, de la peña Castrillón, asegura que “el objetivo es la zona media alta, pero me conformaría con quedar en la zona media”.

Isabel Paredes, de la peña Rebeldes, pide el play-off “para llevarnos una alegría porque el equipo ilusiona, no es lo mismo que el año pasado”.

Finalizan la ronda dos peñistas de la peña Argentina. Raquel Ramos asegura que “el objetivo del Oviedo siempre debe ser subir de categoría porque somos un gran club y lo merecemos”.

Ana Paola Mazzucchelli opina de forma similar. “El objetivo debe ser potenciar a los juveniles y subir a Primera División. Hay que jugar el play-off como mínimo, menos que eso nada”.

Compartir el artículo

stats