Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cal y arena en la pizarra: el Oviedo asusta en ataque y flojea en defensa

El equipo de Ziganda es el conjunto que más goles recibe a balón parado y el que más marca en córners en toda la Segunda División

El técnico del Oviedo, en la ciudad deporiva. | R. Oviedo

El técnico del Oviedo, en la ciudad deporiva. | R. Oviedo

Durante su etapa en el Oviedo, alejado aún del primer plano mediático nacional, Pacheta teorizaba sobre el ensayo de las acciones de estrategia. “Casi el 50% de los goles en el fútbol son en jugadas a balón parado. A veces me planteo si no sería conveniente entrenar la estrategia la mitad del tiempo”, expresó en una entrevista poco después de hacerse cargo del banquillo azul. La frase, aunque algo exagerada, encierra una reflexión interesante. Las jugadas a balón parado cada vez tienen más peso en el fútbol actual. Para los entrenadores, es asignatura troncal de sus proyectos. En el caso del Oviedo, la marcha de la temporada muestra las dos caras de los azules: temibles cuando protagonizan una jugada de estrategia; temblorosos cuando toca defender una acción de esta naturaleza.

José Ángel Ziganda ya ha dejado claro que la mejora del equipo pasa, en gran medida, por limitar los daños en las jugadas de pizarra. Se refiere el navarro al saldo defensivo en la primera mitad de la competición. Porque el Oviedo ha recibido hasta la fecha 22 goles (lejos de las cifras de los seis primeros clasificados) y el protagonismo del balón parado es evidente: 12 tantos, el 55%, han llegado en jugadas de esta naturaleza. Los otros 10, el 45%, corresponden a goles en jugada.

El Oviedo, en la estrategia

La comparación con el resto de conjuntos de la categoría revela lo preocupante del dato: el Oviedo es el equipo que más goles ha recibido a balón parado, igualado con el Albacete. Les siguen Málaga y Las Palmas, con 10, y Málaga, Cartagena, Fuenlabrada, Sabadell y Logroñés, con 9. El conjunto más sólido defensivamente en este tipo de jugadas es, hasta ahora, el Almería: presenta solo dos goles en contra.

Los córners en contra se han convertido en la primera vuelta en el capítulo más doloroso en la libreta de Ziganda. El Oviedo ha recibido cinco goles desde la esquina: casi uno de cada cuatro en contra. Solo el Zaragoza, que ha encajado seis, presenta un saldo peor. Completan la lista de las debilidades a balón parado los 3 tantos recibidos en faltas laterales y frontales (ninguna directa) y los 4 de penalti.

Ziganda ha abordado en diversas ocasiones el problema de este tipo de acciones. El técnico aboga por intensificar el entrenamiento, por tratar de preparar de una forma más intensa al equipo. Pero en muchas ocasiones, los goles responden a fallos individuales o despistes que poca preparación pueden tener. Hay una parte de entrenamiento y otra de concentración.

Lo más llamativo del asunto es que la debilidad de los azules se limita a cuando toca defender jugadas de estrategia. En ataque, la pizarra del Cuco sí funciona perfectamente. El Oviedo es, lo dicen los datos, uno de los equipos más fuertes en la estrategia ofensiva: es el quinto que más goles ha marcado hasta la fecha a balón parado, con 9, el 36% de los 25 que acumula.

El Oviedo es el quinto que más goles ha marcado hasta la fecha a balón parado, con 9, el 36% de los 25 que acumula.

decoration

Solo superan el poderío de los azules cuatro conjuntos: Fuenlabrada (12 dianas) y Ponferradina, Almería y Mallorca (11). El Espanyol presenta el mismo dato que el Oviedo, 8 tantos, y el conjunto menos hábil en estas lides en la primera vuelta es el Girona, con 2.

Los córners son la especialidad de los de Ziganda: han anotado en cinco ocasiones desde la esquina. Nadie en Segunda mejora este dato y solo la Ponferradina lo iguala. También presentan números lucidos Las Palmas (4 aciertos) y Mallorca, Castellón, Rayo, Málaga, Lugo y Tenerife (3). El repertorio ofensivo de los azules en la pizarra se completa con tres goles en faltas laterales y frontales (ninguno directo) y otro más desde el punto de penalti.

Compartir el artículo

stats