Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfredo ortuño. Delantero del Albacete, máximo goleador del Oviedo la pasada campaña

Ortuño: “Me hubiera gustado seguir en el Real Oviedo, pero no hubo opción”

“El Oviedo puede entrar en play-off”, afirma el delantero del Albacete, que es baja para el sábado por covid

Ortuño, en el Carlos Belmonte,  durante el partido contra el Almería

Ortuño, en el Carlos Belmonte, durante el partido contra el Almería

El Albacete llegará el sábado al Tartiere con una sensible baja. Alfredo Ortuño, que fue pichichi azul la pasada temporada con catorce goles, se perderá el choque a causa del covid. El delantero, sin síntomas pero confinado en casa, tendrá que ver el partido desde la televisión con un punto de nostalgia, ya que reconoce guardarle un cariño especial al estadio y al club azul, en el que estuvo cedido por el Albacete y en el que le hubiera gustado seguir. Al igual que su actual equipo, Ortuño no está realizando una gran campaña. Solo ha anotado un gol en los 18 partidos que ha disputado. Ese tanto llegó en la jornada veinte al transformar una pena máxima

–La salud es lo primero. ¿Cómo está?

–Bien. Si no jugara al fútbol no sabría ni que tengo covid. Mi único síntoma es el confinamiento. Llevó así ocho días y, por lo menos, me queda hasta el sábado. Luego, a ver lo que dice la PCR…

–¿Sabe cómo se contagió?

–No tengo ni idea. Fui pasando todos los test durante siete u ocho días sin problemas. El domingo di negativo. El lunes, positivo.

–¿Le molesta especialmente perderse el partido del Tartiere?–

Me molesta perdérmelos todos, pero la verdad es que al Carlos Tartiere le tengo un cariño especial. Es un campo donde disfruté bastante. Me siento muy orgulloso de haber jugado ahí, de haber ayudado al equipo durante aquel año y claro que tenía muchas ganas de ir a jugar a Oviedo el sábado.

–¿Sigue habitualmente a su exquipo?

–Sí. Veo todos los partidos.

–¿Y qué le parece?

–Le veo como a todos los equipos de la categoría, que nos cuesta mucho sacar los puntos y los partidos adelante. El equipo está mejor y más ordenado tácticamente de lo que estábamos nosotros, que tuvimos un año bastante difícil. Creo que en el momento en que enganchen un par de resultados positivos y tengan un poco más de suerte de cara a gol se pueden meter en la zona de play-off.

–¿Ve realmente factible la promoción?

–Sí, por la experiencia que tengo en la categoría. Y no digo nada que no piense mucha gente. Esta es una categoría de detalles y el Oviedo está haciendo las cosas bien en un 70 o un 80 por ciento. Lo que le falta es rematar los partidos y el fútbol que practica con más goles que le den los puntos necesarios para entrar en play-off.

–Comentaba que este Oviedo es más equipo que el de la pasada campaña. ¿Mérito del Cuco Ziganda?

–Se nota que el equipo está muy trabajado. Se ve que hace los domingos lo que el entrenador marca a los jugadores durante la semana. Yo estuve unos meses allí con él y veo que muchas cosas que hacíamos entonces las siguen haciendo ahora y que les sacan rendimiento.

–¿Sigue manteniendo contacto con los compañeros de la pasada temporada?

–Claro.

–¿Le hubiera gustado seguir con ellos, quedarse en el Oviedo?

–Sí que me hubiera gustado quedarme. En Oviedo estuve muy bien, pero el fútbol es así. Tengo contrato con el Albacete para esta temporada y aquí también estoy muy feliz

–¿Hubo alguna posibilidad real de permanecer en el Oviedo?

–No. El Albacete ni se planteaba desprenderse de mí. Así que ni al Oviedo ni a ningún otro sitio. No hubo esa opción.

–El Albacete parece reaccionar tras una primera vuelta aciaga. ¿Cómo llega el equipo al Carlos Tartiere?

–La verdad es que hemos tenido una primera vuelta muy complicada que nos va a lastrar durante todo el año. Ha sido un poco parecido a la temporada pasada en el Oviedo, con una primera parte de la competición muy difícil de llevar y de enganchar resultados positivos. Ahora, con la llegada de Alejandro Menéndez, el equipo está siendo ordenado y disciplinado, que es algo muy importante en esta categoría y que nos faltaba mucho a nosotros. Ahí están los resultados. El míster lleva un mes y algo con nosotros y creo que con esa disciplina y orden táctico el equipo ha dado un salto adelante grande y ha cambiado su estrella. Antes éramos un equipo perdedor y ahora competimos siempre. Unos días ganamos, otros empatamos y otros perderemos, pero estamos comprometidos de principio a fin.

–¿Y cómo valora el año en lo individual?

–Muy difícil. No he conseguido aportar todo lo que se esperaba de mí. No hemos tenido una primera vuelta tranquila a nivel de club y eso afecta al rendimiento. Esto es un poco el pez que se muerde la cola. Lo que nos ha transmitido Menéndez nos hace estar más tranquilos, sacar lo mejor de nosotros mismos y eso se está notando ya en los resultados.

–El Albacete lleva un mes sin perder. ¿Continuará la racha en el Tartiere? ¿Cómo afronta el partido?

–Creo que al igual que las cosas no cambian para bien de un día para otro, tampoco cambian para mal de un día para otro. Nosotros estamos en línea ascendente, pero el resultado en el fútbol es impredecible. Lo que aseguro es la identidad, el ser un conjunto disciplinado y ordenado. Eso lo vamos a demostrar en el Carlos Tartiere y lo vamos a mantener durante la segunda vuelta, ya que es la clave para conseguir los objetivos.

Compartir el artículo

stats