Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mal partido de Femenías en Cartagena y los goles a balón parado abren el debate de la portería del Oviedo

El balear tiene el mejor balance de goles de los porteros azules de los últimos años

Christian Fernández se tapa la cara con el brazo con Femenías detrás, tras el segundo gol del Cartagena. | LOF

Christian Fernández se tapa la cara con el brazo con Femenías detrás, tras el segundo gol del Cartagena. | LOF José PALACIO

El Oviedo atraviesa el peor momento de la temporada justo cuando su guardameta titular ha bajado el pistón. Femenías, salvador tantas y tantas veces en el primer tramo de liga para el equipo azul, no tuvo su mejor día en la dolorosa derrota ante el Cartagena (2-0). Especialmente en el segundo gol, cuando una mala salida del balear costó el definitivo tanto del rival. Antes, en la jugada del primer tanto, se quedó debajo de la portería y fue un mero espectador del remate a gol de Rubén Castro. Ese fue el séptimo gol de córner encajado por los azules. El balón parado sigue siendo una pesadilla.

Como las crisis deportivas suelen provocar cambios en el césped, la titularidad en la portería azul parece ahora más abierta que nunca, justo cuando Femenías atraviesa su primer bache en una temporada hasta ahora casi inmaculada. Nadie en el Oviedo se atreve a descartar que uno de los cambios para reaccionar ante el Lugo sea en la portería, con la entrada de Brazao por Femenías.

Ziganda ya le dio la alternativa al brasileño en el primer tramo de liga. El portero fue titular en la revolución ante el Leganés (2-1) y duró ese y un encuentro más, ante el Logroñés en el Tartiere (2-3). Fue un cambio imprevisto que sorprendió incluso en el vestuario del Oviedo, debido a que Femenías atravesaba un gran momento de forma. Ahora, las circunstancias han cambiado y favorecen a Brazao. Los dos guardametas tienen una gran relación más allá del césped y lucharán esta semana por el puesto trabajando en El Requexón.

Femenías ha sido la agradable sorpresa de la temporada y los datos avalan su rendimiento. Si se hiciese un ranking de los mejores porteros del Oviedo únicamente atendiendo a los números, el balear estaría el primero en esta etapa en Segunda. Es el meta con mejor promedio de goles desde 2015 y el único que de media encaja menos de un gol por partido. Ha recibido 20 goles en 22 partidos. A 0,9 por encuentro. Todos los porteros que ha tenido el Oviedo desde la vuelta a Segunda encajaron más que Femenías. Lunin, segundo portero del Real Madrid y pieza clave en la salvación del año pasado, encajó 20 goles en 20 partido. Tiene la segunda mejor marca, con 1. El siguiente es Miño, que acabó jugando en el tramo final de la temporada 2015/2016 y concedió 13 goles en 12 partidos (1,08 de media). Champagne y Juan Carlos están empatados. El argentino encajó 56 goles en 47 partidos contando las dos temporadas en las que fue azul (2018-2020). Su promedio es de 1,19 goles por encuentro. El mismo que el de Juan Carlos: 68 goles en 57 partidos durante dos temporadas (2017-2019). Alfonso es el siguiente, con 52 goles en 43 partidos y una media de 1,21 goles (2017-2020). Y el que cierra el círculo es Esteban, que en su última temporada como titular en el Oviedo (2015/2016) encajó 38 goles en 30 encuentros. El avilesino, eso sí, encajó 5 en el último partido de Liga ante Osasuna en el Tartiere, un encuentro sin nada en juego. Femenías, pues, confirma con números las sensaciones individuales de una temporada en la que partía como suplente por la pujanza de Brazao, que encajó cinco goles en los dos partidos que hasta ahora ha disputado.

El brasileño, cedido por el Inter, exploró una salida en el mercado de invierno, pero se acabó quedando en el Oviedo por la falta de una oferta acorde a sus intereses y también porque confiaba en poder volver a ganarse la confianza de Ziganda. Motivos tiene para ello: la portería del Oviedo en los últimos años ha sido un no parar. Solo Juan Carlos en la 2016-2017, con Hierro al frente, mantuvo la titularidad durante toda la temporada. Hubo cursos, como el pasado, en el que jugaron tres porteros: Alfonso, Champagne y Lunin. En la temporada actual ya hubo un cambio y no se descarta que vuelva a suceder el lunes ante el Lugo.

Compartir el artículo

stats