Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda división | Los equipos asturianos

Los saques de esquina mal defendidos penalizaron al Oviedo en cinco partidos

Un corner permitió al Albacete ganar sin ocasiones al Oviedo, que también falló en esta faceta ante Cartagena, Logroñés, Ponferradina y Málaga

Un entrenamiento del Oviedo

Un entrenamiento del Oviedo

Los despistes y desajustes que comete el Oviedo en la defensa de jugadas a balón parado no suceden en los minutos de la basura, cuando el marcador está decidido. Cinco de los siete tantos que han encajado los azules de córner en lo que va de temporada han sido decisivos para un resultado final negativo o para decantar a favor del rival partidos que parecían controlados. Así sucedió, sin ir más lejos, el pasado sábado en el campo del Cartagena. Los azules, que estaban dominando al rival, aunque sin gozar de claras ocasiones de gol, fallaron de manera estrepitosa en un saque de esquina y concedieron el tanto que, a la postre, abrió el camino a la derrota.

Las carencias en las jugadas defensivas se han agravado en las últimas jornadas, pero persiguen al Oviedo desde hace meses. Ya en la jornada novena, en la derrota por dos tantos a tres con el Logroñés, el gol del triunfo visitante llegó a la salida de un córner rematado por David González. Dio la impresión de que Arribas pudo hacer bastante más. Otro de los tantos riojanos, el que supuso el empate a uno, se produjo tras un rechace de Brazao a una falta que tampoco estuvo demasiado bien defendida por la zaga.

Los goles encajados por el Oviedo a balón parado

Otro ejemplo palmario de la endeblez defensiva azul en este tipo de acciones se produjo en el partido de Ponferrada. Los locales, que no hicieron nada del otro mundo, se llevaron los tres puntos con un saque de esquina que Yuri remató casi a bocajarro en el segundo palo, sin que Femenías reaccionara, ni Nieto, emparejado con el veterano delantero brasileño, llegara a despejar el balón.

Quince días después, en Málaga, el Oviedo tampoco defendió adecuadamente un córner sacado en corto para Rahmani, que batió a Femenías de un buen disparo, pero sin oposición de la zaga azul. Los oviedistas lograron empatar el partido, en el que fueron superiores pero se vieron lastrados por ese tanto inicial de los locales.

Las alarmas sobre la escasa fiabilidad azul en esta faceta del juego se encendieron definitivamente en el partido ante el Albacete en el Tartiere. Los manchegos, que apenas habían llegado a los dominios de Femenías, botaron un córner en el minuto 58 para que Zozulia se impusiese a Christian Fernández y anotara un gol que les valió para llevarse el triunfo casi sin ocasiones. El Oviedo, blandísimo en defensa, tampoco demostró gran cosa en ataque, pero no mereció perder.

El propio Ziganda reconoció tras lo sucedido ante el Albacete que el equipo no estaba dando la talla en la defensa de córneres y faltas, aludiendo a la responsabilidad individual en esa clase de acciones. Femenías también apuntó a la necesidad de mejorar en esas jugadas como una de las claves para que el Oviedo fuese hacia arriba en esta segunda parte de la competición. Sin embargo, lejos de confirmar una mayor efectividad, los azules volvieron a conceder un gol infantil de córner el pasado sábado en Cartagena. La acción puso en evidencia a Lucas y a Femenías, que no tuvo su tarde. La derrota dejó a los azules a doce puntos del play-off de ascenso y a cuatro de los puestos de descenso, aclarando así el objetivo del equipo para lo que resta de campaña

Esta temporada no se privó de hacerle un gol de córner al Oviedo ni el Coria. El conjunto extremeño de Tercera fue eliminado por los azules por dos a tres en Copa, pero llegó a empatar a dos al rematar a gol Mahillo un saque de esquina.

Compartir el artículo

stats