La gran familia azul sigue creciendo con la incorporación de niños que pasan a formar parte del club casi nada más venir a este mundo. Es el caso del bebé Martín Azparren Gómez. Nació el pasado 22 de enero a la hora del vermú y antes de la comida ya era socio del Real Oviedo, gracias a su padrino, David Gómez, que se encargó de todos los trámites con una diligencia digna de elogio. Martín Azparren, que en la imagen de la derecha aparece en el centro, ataviado con su primera indumentaria azul, sigue los pasos de sus hermanos Nico y Guille, dos pequeños grandes oviedistas, y espera poder debutar en el Carlos Tartiere cuanto antes acompañado de su familia, todos ellos grandes seguidores del Oviedo.