Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vacío del nueve azul y la decisión de Ziganda sobre los delanteros en el mercado de invierno

Leschuk es el único ariete referencia del Oviedo, que eligió a Borja Valle antes que a Cristo, del Mirandés

Leschuk, en el partido ante el Lugo

Leschuk, en el partido ante el Lugo

“Que Gustavo no coja un resfriado”. Era la frase que se mascullaba en el Oviedo durante los mejores momentos de la temporada, en aquellas victorias ante Las Palmas, Castellón y Zaragoza. Blanco Leschuk, el nueve azul, no metía goles como churros –nunca lo hizo en su carrera– pero sin embargo atravesaba un momento de forma que se celebraba en el club. Ahora, Leschuk pasa por una sequía goleadora que supera ya los dos meses y además está solo ante el peligro. No existe en la plantilla un recambio natural para el argentino.

Rodri y Obeng son sus sustitutos sobre el papel, pero Ziganda los ve más apropiados como acompañantes que como nueves al uso. Por tanto, tras la salida de Mujica, otro segundo punta, de nueve referencia solo queda Leschuk. Una clara anomalía en el ataque con respecto a temporadas anteriores en el Oviedo. Joselu, Ortuño e Ibra compartieron delantera el año pasado. Hace dos, fueron Linares y Toché los que se turnaron. Nunca el Oviedo desde su vuelta a Segunda transitó en la tabla con un solo hombre de área. Hasta ahora.

La explicación está en los cálculos de la dirección deportiva de Arnau y en la opinión de Ziganda en el mercado de invierno. Sucedió algo parecido con el lateral izquierdo: el Cuco no vio necesario reforzar esa posición, que solo cuenta con Mossa y la ayuda a banda cambiada de Lucas. Con la delantera hubo una sutil diferencia. El Oviedo buceó en el mercado para fichar un jugador de ataque por la previsible marcha de Mujica.

28

Entrenamiento del Oviedo en El Requexón Irma Collín

Uno de los primeros nombres en aparecer fue Cristo González, que estaba en el Udinese y que finalmente firmó por el Mirandés. El Oviedo contactó con él a principios de diciembre. Cristo puede desempeñarse de segundo punta, pero tiene un perfil de área. De momento ha metido tres goles con el Mirandés. El otro nombre que se puso sobre la mesa fue Borja Valle, que finalmente acabó firmando por el Oviedo y no está teniendo mucho protagonismo con Ziganda. Todavía no ha sido titular. Entre Cristo y Valle, el Cuco dio su opinión: mejor el berciano. La dirección deportiva lo vio bien.

Pese a que la comparativa pueda doler al aficionado azul –Cristo solo lleva un gol menos que Leschuk en media temporada– en el club se respalda completamente el fichaje de Valle y la “no llegada” de otro nueve.

Que Obeng y Rodri no sean nueves al uso no quieren decir que en un momento dado no puedan discutirle el puesto de titular a Leschuk en tiempos de sequía. Como sucede ahora con el mal momento del argentino, que ante el Fuenlabrada erró una clara ocasión que hubiese supuesto el 2-0. En el vestuario se cierran filas con el ariete argentino, que está animado para salir del bache y todavía se lamenta por esa acción fallada. Aunque en su opinión, el derribo de Belman fue penalti: así se lo dijo Leschuk a varios compañeros tras una jugada en la que no intervino el VAR.

Compartir el artículo

stats