Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristóbal, exdefensa internacional del Oviedo y del Espanyol, cree en los azules: “Aún pueden llegar a play-off”

“El estadio es complicado y el rival tiene jugadores de superior categoría, pero los oviedistas saben lo que hacen, será disputado”, subraya el hoy técnico del Ferrol sobre el choque entre sus exquipos

Cristóbal, con el Oviedo.

Cristóbal, con el Oviedo.

Cristóbal Parralo no ve al Oviedo derrotado de antemano ante el Espanyol, por mucho que los catalanes dispongan del mayor tope salarial de la categoría (44,7 millones de euros frente a los 8,6 millones de los azules) y cuenten con una plantilla plagada de futbolistas de grandísima calidad. Con 137 partidos disputados con el Real Oviedo en Primera y otros 214 choques en la máxima categoría vistiendo la camiseta del Espanyol de Barcelona, con el que ganó una Copa del Rey antes de terminar su carrera como jugador en el Paris Saint-Germain (PSG), el ahora técnico del Racing de Ferrol sabe de lo que habla y está convencido de que los del Cuco Ziganda van a “competir” ante los periquitos en el RCDE Stadium.

“El estadio es complicado, el rival tiene jugadores de superior categoría, pero el Oviedo sabe lo que hace y seguro que el partido va a ser muy disputado”, advierte Cristóbal en una conversación con LA NUEVA ESPAÑA en vísperas del choque que enfrentará a dos equipos en los que sumó diez temporadas a un gran nivel.

La trayectoria futbolística de Cristóbal Parralo remite a tiempos considerablemente mejores para los dos históricos del fútbol español que se enfrentan mañana (21:00 horas) en el RCDE Stadium de Barcelona. Los locales, con la intención de mantenerse en puestos de ascenso directo tras el empate del pasado domingo en El Molinón. Los visitantes, para asentarse en la zona media de la tabla, como paso previo para objetivos más ambiciosos que Cristóbal, internacional con España en seis ocasiones, no ve descabellados.

A su juicio, los azules están capacitados para luchar por las eliminatorias de ascenso. “Están haciendo las cosas bien y tienen plantilla para ello”, subraya el extécnico del Racing y del Depor, entre otros equipos, que da gran relevancia a la victoria del pasado domingo en el Tartiere. “El Oviedo ganó bien a un Zaragoza que llegaba muy necesitado de puntos y eso le puede dar confianza para el partido de Barcelona y para entrar en una dinámica positiva que le permita optar al play-off”. La liga es muy larga y hay equipo para ello”, subraya un Cristóbal para el que el Oviedo es uno de los equipos a los que más le perjudica jugar sin público. “No puede tener a la afición detrás en los partidos, algo que sería muy importante para este equipo”, señala.

Cristóbal llegó al Oviedo en la temporada 1998-89, la primera de Eugenio Prieto en la presidencia, cedido por el Barcelona. El Oviedo regresaba a Primera trece años después, de la mano de Vicente Miera, y cuajó una más que meritoria campaña, logrando la permanencia de manera desahogada, con un duodécimo puesto final, y un esperadísimo triunfo ante el Sporting en Buenavista. Cristóbal, que entonces tenía 21 años de edad, debutó de azul el 20 de noviembre de 1998. Desde entonces, fue fijo en el lateral derecho para Miera, dentro de una defensa en la que también estaban Sañudo, Gorriarán o Luis Manuel. Disputó 28 partidos de Liga, uno de Copa y consiguió tres tantos.

Tras aquella primera etapa en el Oviedo, Cristóbal se fue a La Rioja y formó parte del mejor Logroñés de la historia, séptimo en Primera en la temporada 89-90. El buen rendimiento del lateral en Las Gaunas durante esa campaña y la siguiente hizo que el Barcelona decidiera repescarle para el “dream team” de Cruyff, con el que logró, entre otros títulos, la histórica Copa de Europa de 1992. Sin excesivo protagonismo con los blaugranas, pese a que jugó bastantes partidos, el cordobés regresó al Oviedo la temporada siguiente, la del cese de Irureta antes de una complicada permanencia lograda ya con Antic en el banquillo.

Las dos siguientes temporadas de Cristóbal de azul coincidieron con los mejores momentos del Oviedo de los noventa del pasado siglo y concluyeron con sendos novenos puestos en Primera. Jerkan, Jokanovic, Prosinecki o Carlos formaban parte de aquella plantilla en la que Cristóbal era titular indiscutible en la banda derecha de los azules. “Fueron unos años inolvidables. Guardo un inmejorable recuerdo de la ciudad, donde hice muchos amigos”, rememora un Cristóbal que disfrutó en la capital asturiana de unas temporadas de gran fútbol. “Teníamos un gran equipo, con individualidades de altísima calidad. Con Radomir Antic hacíamos un juego muy atractivo y ofrecimos grandes tardes de fútbol a los aficionados”, rememora.

El lateral fichó por el Espanyol en la temporada 1995-1996 y jugó de blanquiazul seis campañas, hasta que en la 2001-2002 se marchó al PSG –donde fue compañero de Pochettino, con el que había coincidido en el Espanyol, o de Ronaldinho–, club en el que completó un par de temporadas hasta que colgó las botas a los 35 años. Posteriormente, su carrera como técnico le llevaría por los banquillos del Depor o el Racing de Santander hasta llegar al Ferrol, club de Segunda B con el que aspira a clasificarse para el play-off de ascenso. Pese al tiempo transcurrido, Cristóbal no se olvida del Oviedo: “Espero verle pronto de nuevo en Primera, el lugar que le corresponde”.

Los azules, con toda la plantilla disponible

El Oviedo prepara el partido de mañana ante el Espanyol con toda la plantilla del primer equipo a disposición del Cuco Ziganda, una vez que el zaguero Alejandro Arribas ha superado la lesión muscular que sufrió ante el Logroñés en Las Gaunas y que le ha mantenido apartado del equipo desde entonces. Los azules completaron ayer una sesión preparatoria a puerta cerrada en su ciudad deportiva que se centró, fundamentalmente, en diversos ejercicios tácticos y jugadas a balón parado. La plantilla oviedista está citada de nuevo esta mañana en El Requexón para realizar el último entrenamiento de la semana. El desplazamiento a Barcelona se realizará por vía aérea el mismo día del partido ante los periquitos. Al igual que sucedió el pasado domingo ante el Real Zaragoza en el Carlos Tartiere, el partido del RCDE Stadium entre el Oviedo y el Espanyol de Barcelona también será televisado en abierto por las cámaras de Gol.

Compartir el artículo

stats