Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo busca continuar la racha positiva ante un gallito de la categoría

Los azules se enfrentan hoy al Espanyol sin urgencias clasificatorias, con el objetivo de sumar a partir de la solidez defensiva y la contundencia arriba

Los jugadores azules, durante el entrenamiento.

Los jugadores azules, durante el entrenamiento.

“Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo”. El título de la recopilación de artículos escritos en el Londres de la II Guerra Mundial por el periodista Felipe Fernández Armesto resume de una forma muy gráfica la resistencia de los ingleses a los bombardeos alemanes y la contundencia que imprimieron a su posterior contraataque militar. Trasladado al fútbol, eso es lo que pretende Ziganda de su equipo para el partido de esta noche ante el Espanyol: que sea yunque para aguantar en defensa a la delantera del club con el mayor presupuesto de la categoría y que se comporte como un martillo para golpear en ataque en cuanto se presente la ocasión. El técnico azul es consciente del potencial del rival, cuente o no con Raúl de Tomás, que es duda para el encuentro de hoy, pero no tira la toalla de cara a un choque que los oviedistas encaran sin urgencias tras la importante victoria del pasado domingo ante el Zaragoza.

Todo lo que sea sumar será positivo y reforzará la moral del Oviedo. Una derrota no supondría drama alguno para los azules, pero no se puede decir lo mismo de los pericos, un equipo confeccionado con el mayor tope salarial de largo de Segunda –44,7 millones de euros frente a los 8,6 millones del Oviedo– que se quedaría fuera de los puestos de ascenso directo si no gana a los del Cuco y sí lo hace el Almería en el campo del Girona.

El Oviedo recupera para el choque del RCDE Stadium a Mossa y Tejera, que se perdieron el partido ante los maños por sanción. Todo parece indicar que el primero volverá al lateral izquierdo, en sustitución de Lucas Ahijado, y que el capitán formará, en lugar de Javi Mier, el doble pivote junto a Edgar. Por lo demás, Rodri Ríos, autor del tanto del pasado domingo, se mantendrá como referencia atacante, con Leschuk previsiblemente en el banquillo por segunda jornada consecutiva. La principal incógnita radica en quién jugará por detrás del punta. En los últimos partidos salió Nahuel de inicio en esa posición, pero Borja Valle está entrando cada vez más en el equipo y podría aparecer por primera vez en el equipo titular del Cuco, habida cuenta, además, de que el extremo argentino a préstamo del Tenerife, uno de los futbolistas azules más brillantes, no atraviesa su mejor momento.

Por lo que se refiere al resto del equipo, Femenías estará bajo los palos, con Nieto como lateral derecho. Aunque Arribas ya se ha recuperado de su lesión, todo hace indicar que la pareja de centrales seguirá siendo la integrada por Grippo y Christian Fernández. Sangalli, máximo goleador de los azules en lo que va de campaña, es fijo en el costado derecho, mientras que Borja Sánchez, cada vez más entonado, ocuparía el flanco izquierdo.

El Oviedo, que ayer completó el último entrenamiento de la semana, viaja esta mañana en avión a Barcelona.

Compartir el artículo

stats