DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ziganda recupera su póker de centrales

Christian Fernández. | L. Murias

Christian Fernández. | L. Murias

José Ángel Ziganda, técnico del Oviedo, vuelve a tener disponibles a sus cuatro centrales para el partido de este sábado ante la Ponferradina. Alejandro Arribas, que tuvo que ser sustituido en los últimos minutos del choque ante el Mallorca por problemas físicos derivados de un mes largo de inactividad, se ha incorporado esta semana a los entrenamientos con normalidad. Salvo un contratiempo inesperado, podrá ser alineado por el Cuco. También está en condiciones de volver al once inicial azul Christian Fernández, tras cumplir el partido de sanción que se le impuso por su rigurosa expulsión ante el Leganés en el último partido disputado por el Oviedo en el Tartiere.

Junto a las opciones de Arribas y Christian, que se jugarían un puesto, Simone Grippo parece fijo para el eje de la zaga ante los bercianos, con Carlos Hernández también a la expectativa en un tramo de la competición en la que el calendario se aprieta.

En las últimas jornadas, y tras la lesión de Arribas, el Cuco se había decantado por un eje defensivo integrado por Grippo y Christian Fernández que venía cuajando buenas actuaciones. La sanción del cántabro abrió las puertas de la titularidad en Palma a Arribas, que también rayó a buena altura hasta que fue sustituido por un Carlos Hernández que, al igual que sus compañeros de demarcación, se mostró firme ante las acometidas de los locales.

Ziganda tiene ante sí el dilema preferido de los entrenadores: decidir entre varios jugadores que se encuentran a un buen nivel.

Compartir el artículo

stats