Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hace entrenamientos extras y tiene mucho talento: así es Álex Suárez, el juvenil del Oviedo reclutado por Ziganda para el derbi

El oviedista, la novedad principal del Oviedo en la lista del Cuco para el derbi

Álex Suárez, durante el entrenamiento de ayer del Oviedo en El Requexón. | Miki López

Álex Suárez, durante el entrenamiento de ayer del Oviedo en El Requexón. | Miki López

Cuentan en El Requexón que es un chico trabajador, que tiene talento y muchas ganas de ser futbolista. Es habitual verle realizando entrenamientos extras. Los que le conocen recalcan que tiene madera de futbolista. Por eso no sorprende tanto que el Cuco Ziganda, defensor de la cantera, lo reclutara para entrenar con el primer equipo al segundo día de verlo jugar.

El protagonista es Álex Suárez, que tiene 17 años, lleva en el Oviedo desde prebenjamines, es mediocentro, juega en el Vetusta y ayer fue convocado con el primer equipo del Oviedo por primera vez en su carrera. Y no para un partido cualquiera, sino para el derbi de esta tarde en El Molinón (18.15 horas, Vamos). “Es una pasada estar con el primer equipo”, dijo ayer el ovetense, que recientemente tuvo que ser operado por una lesión de tobillo.

El medio fue el gran protagonista ayer del último entrenamiento del Oviedo antes del partido de hoy en Gijón. Ziganda contó con toda la plantilla disponible salvo Viti y Javi Mier, que no se entrenaron en toda la semana y no podrán jugar el derbi, aunque sí han ido citados con el equipo. Joselu, también medio, y el propio Álex Suárez, también del Vetusta, fueron los canteranos que estuvieron con el primer equipo.

El último entrenamiento de cara al derbi fue una sesión tranquila y relajada, con muchas sonrisas y varios ejercicios de control de balón en los que los jugadores acabaron riéndose a carcajadas. A Ziganda se le vio especialmente relajado, incluso se acercó a saludar a los periodistas que seguían el entrenamiento y posó amable para las últimas fotografías en la ciudad deportiva antes del gran encuentro.

Sobre las 11.00 horas, los jugadores saltaron al campo número 1 de El Requexón. Antes del calentamiento estuvieron varios minutos tirando a puerta. Luego, una vez en faena, el preparador físico Alberto Martínez llevó la batuta en los primeros compases de la sesión. Los primeros ejercicios fueron técnicos. Los jugadores debían ir dando toques durante varios metros y, sin que el balón cayese, meter el esférico en un cubo. Los futbolistas se relajaron mientras practicaban ese ejercicio. Luego, con El Requexón cerrado a cal y canto, Ziganda ensayó jugadas de finalización de balón y la disposición táctica para mañana. Alrededor de las 12.30 horas el entrenamiento finalizó. Los jugadores del Oviedo se concentrarán hoy a mediodía en un hotel ovetense y alrededor de las 16.00 horas partirán a Gijón en dos autobuses.

Compartir el artículo

stats