Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los recuerdos de Ibra sobre los derbis: “Era salir del hotel y había niños y abuelos animando como nunca he visto”

“La ausencia de público hace perder la esencia, pero hay que sacar pecho y salir a fuego”

Arriba, Ibra con una bufanda del Oviedo. A la derecha, en su etapa como jugador azul. | LNE

Arriba, Ibra con una bufanda del Oviedo. A la derecha, en su etapa como jugador azul. | LNE

“Siempre quiero a la gente del Oviedo conmigo. Sobre todo, en un derbi. El fútbol sin eso es otra cosa”. Ibrahima Baldé (Pikine, Senegal, 4-4-1989) es un volcán azul estos días. “¿El Molinón? Yo solo conozco el nombre de un campo, el Carlos Tartiere”, señala sobre el escenario del duelo entre los dos conjuntos asturianos. Ha vivido el antes y el después de partidos que la pandemia ha dejado con las gradas vacías. “Pierdes la esencia, es todo un poco descafeinado, pero hay que sacar pecho y salir a fuego”, subraya el que fuera delantero azul las temporadas 2018-19 y 2019-20 sin espacio a la duda.

“Me acuerdo de mis primeros derbis allí. Era salir del hotel de concentración y ver a niños y abuelos animar al autocar como nunca he visto. Eso no se paga con dinero, eso es sólo orgullo, valor y garra”, explica Ibrahima valiéndose de tres palabras convertidas en lema del club azul durante los últimos años. “He vivido el derbi de Madrid con el Atlético. No participé y te puedo asegurar que me quedo con el de Asturias. Nosotros tenemos que subir el ánimo, hay que valorar el trabajo que está haciendo el equipo. ¿Un resultado? 0-1, con gol de Bolaño, Obeng o Arribas. Me da igual”, sentencia.

Ibra cambió de aires el pasado verano para recalar en el Girensuspor de la Segunda turca. “Vamos líderes, me está yendo muy bien. Este fin de semana jugamos a la misma hora del derbi frente al segundo. Cogeré el móvil en el descanso para ver si ya les estamos vacunando”, comenta. “Echo de menos Oviedo todos los días. Echo de menos a mi familia de Salvador de Madariaga, a mi gente de Bueño, a María, de la peña Azul Olivares. Sigo teniendo casa allí y volveré en cuanto pueda para animar al equipo”, concluye el que fuera delantero azul.

Compartir el artículo

stats