Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grippo y Arribas solo han salido derrotados de dos partidos cuando han jugado juntos de inicio

Los centrales del Oviedo solo han salido derrotados de dos partidos cuando han jugado juntos de inicio

Arribas y Grippo, en El Requexón. |

Arribas y Grippo, en El Requexón. | Luisma Murias

La defensa del Oviedo estuvo impecable en el partido que los azules ganaron el sábado (0-1) en El Molinón frente al Sporting. Las ocasiones del conjunto rojiblanco fueron pocas y en ellas se encontraron con un Arribas perfecto en la anticipación y un Grippo que dominaba por completo el juego aéreo. Una de las acciones más decisivas del encuentro fue precisamente una en la que Arribas llegó a tiempo para evitar que un centro-chut de Aitor se convirtiera en el tanto del empate rojiblanco. La sensación fue, en cualquier caso, que por mucho tiempo que pudiera durar el encuentro, Femenías podía estar tranquilo y mantener su portería a buen recaudo.

Lo curioso es que esta pareja de centrales no ha sido ni mucho menos la más utilizada por Ziganda esta temporada, a pesar de que, formando juntos Grippo y Arribas, el Oviedo solo ha perdido dos partidos y uno de ellos, ante el Leganés (2-1), el técnico azul contó también con Christian Fernández, completando una línea de cinco defensas que no dio buen resultado. El técnico navarro sí que apostó por estos dos centrales juntos en el inicio de temporada. Las cuatro primeras jornadas fueron titulares y lo cierto es que el Oviedo empató tres partidos y perdió uno, ante el Espanyol (0-2). Un mal comienzo que hizo que los planes del entrenador azul cambiaran.

El Oviedo formó las dos siguientes jornadas con Grippo y Christian como centrales. En el primero de ellos llegó la primera victoria azul (1-0), precisamente en el derbi asturiano ante el Sporting, y, a continuación, el conjunto azul perdió (1-0) frente al Girona. La siguiente prueba fue una pareja formada por Carlos Hernández y Arribas frente al Rayo Vallecano (0-0) y después el fallido experimento con tres centrales ante el Leganés. A continuación, se dieron varias combinaciones en las que siempre estuvo presente Christian Fernández y la realidad es que al Oviedo le fue bien: ganó tres partidos, empató uno y perdió otro.

En la decimocuarta jornada volvió de forma aislada la pareja Grippo-Arribas y el Oviedo no recibió ningún gol ante el Lugo. El partido acabó con empate a cero. Esa aparición dio lugar a una larga temporada sin que Grippo y Arribas jugaran juntos, en algún caso por decisión del entrenador, pero en muchos otros por problemas de lesiones que impidieron a uno o a otro jugar. Desde esa decimocuarta jornada, salvo en el partido que ganaron (0-1) al Sabadell, en el que Ziganda se vio obligado a poner a Edgar y Arribas como centrales, Christian Fernández fue titular siempre hasta hace unas pocas semanas cuando, en la trigésima jornada, Grippo y Arribas volvieron a formar juntos en un nuevo empate sin goles ante el Mallorca.

Ziganda les dio continuidad y repitieron en el empate a un gol ante la Ponferradina. Lo extraño fue que, a pesar de haber rendido a buen nivel, Grippo volvió a desaparecer del once inicial en las siguientes jornadas. De hecho, el técnico navarro apostó en el empate a uno ante el Alcorcón por volver a probar con tres centrales, en este caso Carlos Hernández, Arribas y Christian Fernández, y en las dos siguientes por colocar a Arribas y Christian, una pareja que ha jugado de inicio exactamente los mismos partidos (8) que la formada por Grippo y Arribas. Ziganda volvió a cambiar la pasada jornada para apostar de nuevo por Grippo y Arribas.

La realidad es que, jueguen unos u otros, la defensa parece haber dado un paso al frente en las últimas jornadas, reduciendo mucho los errores defensivos y los fallos en jugadas a balón parado que en otros tramos les costaron muchos puntos. Los problemas parece que han pasado de la zaga a la delantera, a la que le cuesta mucho aprovechar las ocasiones de gol que genera el equipo. Sea con Grippo, Arribas, Christian o Carlos Hernández, Femenías puede sentirse seguro.

Carlos Hernández, la opción menos usada por Ziganda

Carlos Hernández es el central que menos protagonismo está teniendo esta temporada en el Oviedo. El andaluz ha disputado siete partidos de titular, catorce sumando los que ha salido desde el banquillo. Un total de 667 minutos.

Christian Fernández, el central que más juega en el Oviedo

Christian Fernández es, de los cuatros centrales, el que más ha jugado esta temporada. El cántabro ha sumado 2.175 minutos, siendo titular en 25 de los 35 partidos que se han disputado hasta la fecha y participando en 28 de ellos.

Compartir el artículo

stats