Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La renovación de Lucas con el Oviedo, pendiente de México

“Me veo aquí muchos años”, dice el lateral tras pactar los términos

Lucas, ayer con Obeng, en  El Requexón

Lucas, ayer con Obeng, en El Requexón Luisma Murias

El Oviedo va dando pequeños pasos en la planificación deportiva de la temporada que viene mientras lucha por amarrar cuanto antes la permanencia en la categoría. Un movimiento que está a punto de desbloquearse es la renovación de Lucas, lateral derecho del Oviedo y canterano azul que esta temporada se está desempeñando por la izquierda, a banda cambiada.

El club ya ha pactado con el jugador ovetense, de 26 años, los términos de la ampliación de su contrato, que expira en junio. Para que la renovación sea una realidad solo falta la luz verde de Arturo Elías, directivo del Grupo Carso, que supervisa los movimientos desde México.

En principio, Lucas firmará con el Oviedo y se comprometerá hasta junio de 2023, por lo que tendría contrato en vigor para las dos siguientes temporadas: la 2021/2022 y la 2022/2023. Además, en lo económico la renovación supone una operación asumible y beneficiosa para el club azul, que por un bajo coste, atendiendo a cómo está el mercado, ataría a un valor de la casa que ha llegado al primer equipo desde alevines y que ha encontrado su sitio a las órdenes de Ziganda.

Lucas fue el elegido ayer por el club para analizar el momento del equipo tras la derrota ante el Girona y también habló sobre su futuro. “Me veo aquí muchos años: este es mi club y Oviedo es mi ciudad, pero no podemos pensar ahora en eso. Solo cabe la opción de centrarse en el Almería y salir a ganar”, explicó el lateral, que esta temporada acumula ya 18 partidos jugados, la mayoría en el lateral izquierdo, ejerciendo de competencia de Mossa. “Me siento cómodo y estoy encantado de poder ayudar al equipo. Al final cada vez voy teniendo más minutos, más partidos, y eso también ayuda”, dijo el lateral sobre jugar a banda cambiada. “Trabajo para jugar, pero la competencia es máxima. Decide el míster y no depende de mí, pero yo siempre trato de ayudar lo máximo posible al equipo”, aseguró.

Además, Lucas también habló sobre la situación deportiva: “El fútbol son rachas y momentos y los contrarios influyen y no siempre tienes la suerte de meter el gol o de salvarlo. Los partidos se deciden por detalles”. Por último, el jugador del Oviedo también analizó cómo afecta al equipo azul la destitución del técnico del Almería, próximo rival, y el hecho de que los andaluces tengan un nuevo entrenador, Rubi. “No nos cambia nada, nosotros tenemos que pensar en cómo tenemos que jugar y nada más”.

Compartir el artículo

stats