Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Por qué se puso las manos en las orejas Obeng para celebrar hoy su gol con el Oviedo?

El ghanés quiso dar visibilidad a una iniciativa solidaria muy especial del futbolista Memphis Depay

Obeng, de espaldas durante el partido

Obeng, de espaldas durante el partido

El punto le supo a gloria al Oviedo hoy en Almería y la igualado comenzó con un tanto de Obeng, delantero ghanés que la pasada temporada llegó a ir convocado con su selección, donde se encontró con toda una estrella del fútbol, Memphis Depay, que juega en el Olympique de Lyon de la liga francesa.

El caso es que Obeng, cuando marcó el 2-1 esta tarde, se echó las manos a las orejas no se sabía muy bien por qué. Lo explicó después del partido: "Cuando fui con la selección el año pasado, Memphis Depay, un jugador, nos contó que tiene una academia de niños sordos en África, nos contó su historia, de qué iba el tema, y nos pidieron que siempre que metiéramos goles los celebráramos de esa manera para dedicárselo a esos niños".

En cuanto al partido, Obeng confesó que el punto les deja muy buen sabor de boca: "Remontando, empatando aquí, tras y cómo se puso el partido es un punto muy importante, tocará hacerlo bueno el próximo fin de semana en el Tartiere". Dijo también que, en lo personal, el partido le había dejado "un sabor agridulce". La explicación puede estar en el penalti que cometió en la primera parte y que supuso el primer gol del Almería.

Eso sí, reconoció que "después de tanto tiempo volver a reencontrarse con el gol es muy importante".

12

El partido del Oviedo, en imágenes L. O. F.

Compartir el artículo

stats