DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica de la victoria del Real Oviedo: Lucas ata la permanencia

Un golazo del canterano da la victoria a los azules ante el Málaga y sirve para que alcancen los 50 puntos tras un soporífero encuentro

39

El partido del Real Oviedo, en imágenes Miki López

Un golazo de Lucas sirvió para que el Oviedo atase la permanencia de manera virtual a falta de tres partidos para el final de la Liga. El Oviedo consiguió el único objetivo al que podía optar esta temporada tras un soporífero partido en el que en ningún momento se notó que se jugaba más que el Málaga, que llegó al Tartiere con los deberes hechos. Eso hizo que el partido fuese muy pobre, de escasa calidad y en el que ninguno de los dos equipos quiso correr ningún riesgo. El Oviedo lo necesitaba más y tenía que exponer algo más que su rival, pero se conformó con el desarrollo que llevaba el partido. El empate daba la impresión de que le servía hasta que apareció Lucas. Un potente disparo del canterano azul, con la derecha desde fuera del área, tras un despeje de la defensa malacitana, sirvió para romper una igualada que parecía inamovible.

El Oviedo acertó en uno de sus dos disparos entre los tres palos y el Málaga fue incapaz de hacerlo en el único que tuvo. Así, Lucas sacó petróleo con su gol y los azules defendieron su ventaja sin agobios hasta el último minuto de la prolongación en el que el portero Dani Barrio subió al remate hasta en tres ocasiones, pero sin ningún peligro.

Tras dos meses y medio sin ganar en el Tartiere, los azules logran dos victorias consecutivas que le dan la permanencia virtual.

En la primera mitad, ninguno de los dos equipos expuso nada, con un juego muy plano

El entrenador del Oviedo, José Ángel Ziganda, introdujo dos novedades con respecto al equipo que ganó al Sabadell: la vuelta de Nieto, ausente en los últimos cuatro partidos, y la de Tejera, en lugar de Mossa y Edgar. El primer tiempo fue horrible. Ninguno de los dos equipos expuso nada. El Oviedo, que se jugaba más que el Málaga, estuvo muy plano desde el inicio. Los azules volvieron a dar la posesión al rival, aunque hubo muchas alternativas en el juego, ya que ninguno de los dos equipos fue a presionar al contrario. No arriesgaron lo más mínimo, algo poco entendible en el caso del Oviedo, que tenía algo en juego.

Con alternativas en el juego, el Málaga fue el primero que se acercó a la portería del rival, en el minuto 23, con un disparo de Cristian que se marchó desviado. El Oviedo respondió dos minutos después con su primer tiro entre los tres palos, en una combinación entre Nahuel y Rodri, con disparo del delantero que despejó bien colocado Dani Barrio. Los azules carecían de criterio con el balón y no tenían profundidad ante un Málaga que, sin hacer mucho más, daba la impresión de que estaba más cómodo con el balón. En el minuto 34, los andaluces gozaron de su mejor ocasión, en una falta ensayada desde la banda derecha.

El balón fue hacia la media luna del área, en la que Jairo enganchó un disparo que salió rozando el poste derecho de la portería de Femenías, en un claro fallo de marcaje de la defensa azul. El Oviedo siguió con un ritmo poco apropiado para desequilibrar el partido y se marchó al descanso dejando un remate de Rodri, de semivolea, tras un centro de Borja Sánchez desde la izquierda, que se marchó por encima de la portería de Dani Barrio.

Así acabó una primera parte sosa, aburrida y con escasas ocasiones de gol. En la segunda mitad, el Oviedo salió con más intensidad. Los azules presionaron la salida de balón del Málaga y robaron varios balones en campo rival que impidieron que los andaluces circularan con comodidad el balón. Sin embargo, los azules se lo seguían tomando con demasiada tranquilidad, sin prisas, como si el empate fuese bueno para los intereses locales. Sin embargo, de la nada surgió Lucas, el mejor del equipo ayer en el aspecto defensivo. El canterano aprovechó un rechace de la defensa del Málaga para enganchar un disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra de la portería de Dani Barrio.

El gol sirvió para que los azules se juntasen más a la hora de defender y no pasaron por apuros para guardar su mínima ventaja, más allá de la incertidumbre que provocaba el marcador. En el tiempo de prolongación, el portero Dani Barrio se incorporó para tratar de rematar un córner y se quedó para un posible remate en las dos acciones posteriores, pero los azules desbarataron con acierto los centros y el partido se acabó con más sufrimiento del que había tenido en todos los minutos anteriores. Con la victoria, el Oviedo logra alcanzar los 50 puntos que le dan la permanencia virtual, aunque no de manera automática, lo que podría conseguir ya en la jornada que hoy se inicia.

Compartir el artículo

stats