Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El jefe estaría orgulloso del Oviedo: la contracrónica del Tartiere

Los jugadores del Oviedo dan una lección de entereza ante el Mirandés y el Cuco lo agradece: “Es para felicitarlos”

Nieto, Edgar, Tejera, Rodri y Sangalli señalan al cielo en honor a Francesc Arnau tras el gol ante el Mirandés. | LaLiga

Nieto, Edgar, Tejera, Rodri y Sangalli señalan al cielo en honor a Francesc Arnau tras el gol ante el Mirandés. | LaLiga

Hacer de tripas corazón. Competir. Pasarse un balón. Abstraerse del dolor y del shock. A la plantilla del Oviedo no le quedó otra. En una tarde en la que el fútbol era lo de menos, la vida siguió para el equipo azul. Siguió porque el Oviedo jugó al fútbol. Jugó y empató ante el Mirandés (1-1) pocas horas después del funeral de su director deportivo, Francesc Arnau, que falleció el pasado viernes en la capital asturiana.

Nunca vestirse de corto y desarrollar una profesión fue tan duro. Arnau estaría orgulloso de los que fueron sus futbolistas porque la entereza para competir fue superlativa. Así se lo agradeció el Cuco Ziganda tras el partido. Al navarro le tocó poner cara a la tristeza del club y lo hizo con clase. “Es difícil asumir lo que ha pasado. A partir de ahí, nos tocó intentar reconectar con el fútbol y con juego. Es para felicitar a los jugadores. Se han mantenido en pie y han aguantado el partido sin dejadez, con serenidad y responsabilidad. El esfuerzo físico y mental es tremendo”, explicó el Cuco en la última comparecencia del curso en el Tartiere.

Los mensajes de apoyo al Oviedo en una jornada tan difícil no cesaron desde primera hora de la mañana. El club nunca los olvidará. Especialmente cariñoso estuvo Luis Enrique, que se dirigió a la familia de Arnau y al oviedismo antes de dar a conocer la lista de convocados para la Eurocopa. El catalán fue compañero del asturiano en el Barcelona durante una temporada, en la 2000-2001.

“Me gustaría empezar este acto hablando de una persona que ha fallecido hace dos días, Francesc Arnau, el director deportivo del Oviedo. Ha sido compañero mío en el Barcelona. Me gustaría tener un recuerdo para sus familiares y seres queridos”, dijo el asturiano.

El Cuco respondió al apoyo. “Quiero felicitar y agradecer el apoyo de todo el mundo del fútbol ante este tremendo hecho. El ánimo que nos han dado es de agradecer en momentos tan delicados para su familia y los que hemos estado cerca de Arnau”.

No le pudo dedicar el Oviedo una victoria a Arnau, pero sí el primer gol de Tejera. Los jugadores miraron al cielo y homenajearon al que fue su jefe con unos guantes de portero.

Los jugadores del Oviedo no tuvieron ni un mal gesto pese a tener que jugar en un día tan complicado. Ni siquiera el Cuco puso excusas. “Para qué vas a montar polémicas. Las cosas se pueden hacer muchísimo mejor por parte de todo el mundo. Ante el hecho del tremendo varapalo que nos hemos llevado todos los cercanos, lo demás da igual. Nos da igual el horario y el partido. Ya me da igual si juego el sábado o el domingo. Intentaremos ganar, como se ha visto hoy (por ayer). No nos hemos quejado nunca de nada, pero se puede ser más sensible”, aseguró el navarro.

Sobre lo deportivo, Ziganda aseguró que “en el primer tiempo hemos estado bastante bien. En el segundo tiempo han salido mucho mejor, metiéndonos en nuestra área y no éramos capaces de salir. Nos han empatado y con los cambios se ha igualado un poco más. Hemos tenido unos acercamientos buenos. Ellos, también. En líneas generales, el empate es justo”.

Compartir el artículo

stats