DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División | Los equipos asturianos

Para Sandoval las segundas partes sí son buenas: el asturiano podría debitar mañana con el Real Oviedo

“Se lo merece”, dice Javi Rozada sobre el extremo izquierdo, al que tuvo dos años en el Vetusta

Sandoval, jugando con el Vetusta, presionado por Álvaro Rodríguez, del Burgos, con Elgezabal de espaldas. |

Sandoval, jugando con el Vetusta, presionado por Álvaro Rodríguez, del Burgos, con Elgezabal de espaldas. | Real Oviedo

El Oviedo se despedirá (18:30 horas) mañana de la temporada en el campo del Tenerife en un partido en el que ninguno de los dos rivales se juega nada. Una jornada tranquila para dar por concluida una campaña en la que el equipo azul ha terminado salvando la categoría con cierta holgura, pero en la que no han logrado ir un paso más allá y acercarse a los puestos de arriba de la clasificación.

El partido significará bastante poco para los futbolistas más habituales del conjunto azul, pero podría ser bastante especial para algunos de los jugadores que, tras una temporada en el filial, tienen opciones de debutar en Segunda en el Heliodoro Rodríguez López. Uno de los que cuenta con más posibilidades es Dani Sandoval, futbolista que regresó al club en el mercado de invierno de esta misma campaña para reforzar al Vetusta. Lo hizo procedente del Murcia, de Segunda B, con el que no tuvo demasiada continuidad. La cosa cambió en el filial azul, a las órdenes de Emilio Cañedo, para quien fue un refuerzo muy importante y con el que ha completado una gran segunda vuelta.

Sandoval, de 23 años, llegó al Oviedo por primera vez cuando tenía 17 años y era juvenil de segundo año. Llegaba procedente del Sporting. Un año después, en su segunda temporada vistiendo de azul, en la que jugó con el juvenil de División de Honor y también algún partido con el segundo equipo, entonces en Tercera, fue convocado con la selección española sub-19. Una buena prueba de que sus facultades no pasaban desapercibidas. Ahora, este extremo izquierdo con calidad y buen golpeo de balón atraviesa por un momento crucial de su carrera.

Como lo fue la temporada 2017-18, en la que ya formó parte de pleno derecho del Vetusta. Ese año el filial ascendió a Segunda B de la mano de Javi Rozada, un entrenador que le conoce bien y al que le alegraría mucho verlo debutar en el primer equipo. “Ojalá pueda debutar, se lo merece”, dice el que fuera técnico del Oviedo y del filial azul. “Cuando llegué al Vetusta, él venía de haber sido internacional. Lo que le pasó ese año fue que tuvo una lesión muy grave y no empezó a tener continuidad hasta ya avanzada la temporada, pero fue un jugador que ayudó mucho al ascenso, un gran refuerzo en las segundas partes”, dice el técnico ovetense.

El curso siguiente, la temporada 2018-19, tuvo que ganarse el puesto a pulso. Lo reconoce el propio Rozada, que seguía al frente del filial en su regreso a la categoría de bronce: “Al principio aposté por otros jugadores, pesos pesados con más experiencia, pero Sandoval se lo ganó a pulso y en la segunda vuelta fue titular y demostró que es un jugador que yo pienso que va a ser profesional”.

El entrenador ovetense lo define como un futbolista que tiene “un buen uno contra uno y que arma muy rápido la pierna, tiene mucha facilidad para salir rápidamente a la izquierda y centrar”. Una cualidades que completa con “un gran golpeo de balón”. A sus virtudes como jugador se le unen otras personales que Rozada también valora mucho: “Es un tío que suma muchísimo dentro del grupo, tiene mucha gracia y durante una temporada, en la que siempre hay momentos malos, es capaz de sacarte una sonrisa cuando las cosas están peor”, añade el técnico.

Tras jugar un buen final de temporada en el Vetusta, en Segunda B, tuvo varias ofertas, entre ellas una del Oviedo, pero decidió aceptar una del Levante B. “Allí lo pusieron de lateral izquierdo cuando él es extremo izquierdo, por la derecha también puede jugar pero se va siempre para dentro; jugando por la izquierda una de sus mejores virtudes es que sale muy rápido hacia la izquierda para centrar”, añade Javi Rozada.

El entrenador ovetense lo ha ido siguiendo y también valora muy positivamente lo que ha hecho esta temporada en el Vetusta: “Lo ha hecho muy bien y ha podido demostrar muchas cosas”. El final perfecto de este curso para Sandoval sería debutar en Segunda y acercarse un poco más al fútbol profesional. Un salto muy corto y a la vez muy grande.

Compartir el artículo

stats