DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Estamos contigo, Pepa”: todos los detalles del emotivo homenaje del Oviedo Femenino a Arnau

“Me llevo un pedazo de esta tierra”, dice María José Camacho, la viuda del director deportivo

Titay y Miralles abrazan a María José Camacho, en el centro, con Fefa y Yarima (detrás) a la izquierda, y José Moro y Manuel paredes, a la derecha, antes del saque de honor por Arnau ayer en el Tartiere durante el partido del Oviedo Femenino ante el SE AEM. | Miki López

Titay y Miralles abrazan a María José Camacho, en el centro, con Fefa y Yarima (detrás) a la izquierda, y José Moro y Manuel paredes, a la derecha, antes del saque de honor por Arnau ayer en el Tartiere durante el partido del Oviedo Femenino ante el SE AEM. | Miki López

Después del saque de honor, del minuto de silencio y de la fotografía de rigor, llegó el momento más natural. El improvisado y el que realmente heló el corazón a los presentes en el Tartiere. María José Camacho, la viuda de Francesc Arnau, enfilaba el túnel de vestuarios después de un emotivo homenaje a su marido, fallecido el pasado viernes 22. Entonces una tromba de jugadoras azules la rodearon en el centro del campo. No eran unas jugadoras más, eran las suyas. Porque el Oviedo era el equipo de Arnau, y el Femenino es del de Camacho.

Por eso el equipo azul se ha volcado en arroparla a ella y a sus hijos desde que se conoció la trágica noticia del fallecimiento del director deportivo. Por eso Camacho no olvidará nunca el día de ayer. “Estamos contigo, Pepa”, fue la frase más repetida de la mañana. Camacho, que fue futbolista, estaba muy unida al Oviedo Femenino y a todos los efectos fue una jugadora más durante toda la temporada. Entrenaba como una más e iba a todos los partidos. Fue la jugadora número doce y así quedó demostrado tras el regalo que le hizo ayer el Oviedo: una camiseta con su nombre y el citado dorsal y también unos guantes de portero con el nombre de Francesc Arnau bordado en la tela.

Tras recibir los regalos se guardó un minuto de silencio por Arnau y Camacho realizó el saque de honor del partido, acompañada por Manuel Paredes, vicepresidente del Oviedo, y José Moro, presidente del Oviedo Femenino. La plantilla al completo abrazó a Camacho, visiblemente emocionada. Sin palabras. Después la catalana se retiró al túnel de vestuarios, pero antes las suplentes hicieron otra piña de apoyo a la exjugadora, que siguió el partido con tensión en el palco. No fue la única muestra de apoyo de la mañana a Arnau. El hijo de Samuel Eto’o, Etienne Eto’o, anotó el gol del empate del Liga Nacional del Oviedo ante el Pabellón Ourense. Etienne estaba muy ligado a Francesc Arnau y quiso dedicarle su tanto mostrando una camiseta con una fotografía de ambos. “Descansa en paz, jefe”. La viuda de Arnau agradeció todos los gestos de cariño antes de despedirse de la ciudad y poner rumbo a Málaga. “Me llevo un pedazo de esta tierra, hasta siempre Oviedo”.

Crespo no seguirá como técnico

El entrenador del Oviedo Femenino, José Aurelio Crespo, anunció ayer tras el partido en el Tartiere ante el AEM (2-0) que no seguirá la siguiente temporada como técnico azul. “Hoy (por ayer) se despide gente y se despide Crespo como entrenador del Real Oviedo. Lo decía Ziganda, si el club quiere es facilísimo, pero si el club no quiere...”, dijo el ovetense, que agradeció a la directiva la oportunidad de dirigir el club. “Amo al Oviedo”, aseguró. La decisión de no renovar a Crespo la tomó el club azul en los últimos días, que ya busca entrenador para la siguiente temporada. Sobre el partido de ayer, Crespo dijo que jugar en el Tartiere “es un premio y un sueño”.

Compartir el artículo

stats