Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La larga espera del Oviedo: todas las claves de la búsqueda del director deportivo

Desconcierto en el club, que espera la decisión de México | Ziganda sigue en la ciudad pendiente de negociar su renovación con la entidad

Federico González, en El Requexón. | | I. COLLÍN

“Opciones tenemos muchas, todos saben mucho de fútbol, pero hay que acertar”. Es la frase más repetida entre varios directivos del Oviedo en las últimas semanas. Todos hablan, como no, de la búsqueda de un director deportivo que sustituya a Francesc Arnau, fallecido el pasado día 22. Es el asunto de primer nivel.

El partido en los despachos se juega en Oviedo y en México y el club azul ya se ha saltado los plazos previstos. El plan inicial de la entidad era que esta misma semana hubiese ya un nuevo responsable de la parcela deportiva trabajando en las oficinas del Tartiere y planificando la nueva temporada. No ha sido así.

Lo cierto es que David Comamala, que era la mano derecha de Arnau, es el único profesional deportivo con mano en el primer equipo que tiene el Oviedo en estos momentos.

Federico González y David Mata, asesor del Grupo Carso y gerente del club respectivamente, son los que se han ocupado de tomar decisiones sobre el equipo de forma interina mientras Arturo Elías analiza las opciones que le envían desde Oviedo.

El casting es esta vez a control remoto, desconcierta a muchos miembros del club, provoca recelos internos y tiene preocupado a Ziganda. El navarro sigue en la ciudad pendiente de renovar. El estado de interinidad también inquieta a los empleados de la cantera y entrenadores de las categorías inferiores: “Nadie dice nada”, lamentan varios técnicos. La situación no es nueva: sucedió en el verano de 2019 con Sergio Egea y meses después con la búsqueda de un director deportivo que sustituyese a Michu tras su dimisión. Tras analizar varias opciones durante meses e incluso realizar un casting en un hotel de Madrid, Elías desbloqueó la situación nombrando a Arnau tras ser recomendado por Carles Puyol, exjugador del Barça.

Esta vez, el modus operandi del club es distinto. Federico González se ha alzado como cabeza visible del Oviedo en la búsqueda del ansiado director deportivo. El mexicano, que tiene una relación distante con el consejo, se apoya en Mata, rinde cuentas ante Joe Aboumrad y Arturo Elías e intenta evitar a toda costa filtraciones que puedan complicar la operación. Los entrevistados por el Oviedo son advertidos de que deben guardar discreción mientras el club se decide.

Los tocados por el Oviedo abarcan todas las características: con y sin equipo, con experiencia en Primera, más hechos a Segunda o incluso algún nacional que se ha buscado la vida fuera. El nombre de Rubén Reyes volvió a aparecer en las quinielas. El exjugador del Oviedo, en la secretaría técnica del Rayo Vallecano, guarda una buena relación con Federico González y también es valorado en el consejo por su pasado oviedista.

Mexicano y ovetense se consideran amigos y han guardado contacto habitual desde la intentona frustrada del Oviedo en convertir a Reyes en el sustituto de Michu. El Rayo no le dejó salir. González, con pocos contactos en el fútbol español tras pasar toda su vida en México, le suele pedir consejo a Reyes y ambos se valoran, pero desde el club azul se descartó su candidatura durante toda la semana. El elegido era otro, aunque el contacto con Reyes se mantiene.

El exoviedista sostiene que nadie del Oviedo le ha ofrecido el puesto de director deportivo y que no ha habido contacto más allá de su buena relación con González. Si hubiese propuesta, la estudiaría. Lo cierto es que la llegada de Reyes nunca convenció del todo a Elías en 2019 y es el directivo de Carso quién decidirá.

El club también se reunió recientemente con César Palacios, que firmó por el Eibar y además se mostró sorprendido por diversos funcionamientos del Oviedo. El club le tanteó y quiso saber su opinión sobre el mercado.

Mientras sigue el proceso de selección, Ziganda espera y espera para firmar. Al técnico le han dicho que le quieren renovar, él quiere seguir, pero nada se ha hablado sobre los asuntos cruciales de su nuevo contrato. De momento, el Cuco sigue en Oviedo y no ha perdido contacto con los futbolistas que tienen contrato en vigor.

Tampoco con los que no lo tienen, como Sergio Tejera y Juanjo Nieto. Al igual que el Cuco, esperan una llamada del Oviedo, pero desde sus entornos advierten: “No esperaremos un mes”.

Compartir el artículo

stats