Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo Oviedo inicia la pretemporada el 7 de julio

Los azules disputarán 7 amistosos para ponerse a tono para el inicio de la Liga

Ziganda, con un balón, en un entrenamiento en El Requexón. | Julián Rus

Ziganda, con un balón, en un entrenamiento en El Requexón. | Julián Rus

Con una plantilla a medio hacer y la necesidad acuciante de cerrar la llegada de un director deportivo, lo hará, si el Rayo no lo impide, cuando se dispute el choque de vuelta de play-off por el ascenso, el Oviedo tiene al menos una fecha de regreso. Y será en menos de un mes. El club azul anunció ayer la vuelta a los entrenamientos para el próximo miércoles 7 de julio. Será entonces cuando el Oviedo 2021/22 pondrá el primer pie sobre el curso en El Requexón.

Y lo hará con un objetivo que, de primeras, parece obvio: crecer en la tabla respecto a lo visto en los dos últimos años, con demasiados problemas clasificatorios. Aún hay muchos detalles que se desconocen, como el tope salarial con el que contará el equipo, pero la primera meta es clara: olvidarse de la lucha por el descenso.

Estará José Ángel Ziganda al frente de las operaciones en la que será su tercer intento con el Oviedo. El primero, solventado de forma brillante: el Cuco llegó en el tramo final de la 2018/19 y con unos magníficos resultados sacó al equipo de la zona conflictiva. La segunda, en la campaña que acaba de finalizar, con un rumbo algo errático, sin lograr tocar los puestos punteros pero al menos cerrada de forma satisfactoria con la permanencia con algunas semanas de antelación.

Junto al Cuco, su equipo de trabajo de los últimos tiempos. Bingen Arostegi seguirá siendo el segundo, Alberto Martínez se mantiene como preparador físico y Sergio Segura como entrenador de porteros. Los cambios más evidentes llegarán en los despachos, donde el Oviedo espera por Rubén Reyes para reflotar un área, la de la dirección deportiva, que en el último año y medio ocupó Arnau con la ayuda de David Comamala.

De las pocas cosas que sí se saben será que el equipo disputará 7 amistosos, según explicó ayer el Oviedo en su página web. El calendario de la competición aún no está formado, pero la competición empezará el fin de semana del 14 y 15 de agosto.

La mayor incertidumbre, a estas alturas, se centra en la plantilla que tendrá Ziganda a sus órdenes. El Cuco solo tiene asegurada ahora mismo la continuidad de 12 de sus piezas del pasado curso. Parece evidente que habrá una revolución importante en el plantel carbayón. Llegarán fichajes para todas las líneas.

Una de las prioridades es encontrar un competidor para Femenías, con vinculación vigente. El regreso de Brazao al Inter hace que el Oviedo deba buscar un meta en el mercado. La defensa es la línea que cuenta con más efectivos. Grippo, Arribas, Christian y Mossa tienen contrato, y Lucas está cerca de sellar su renovación. Para el lateral izquierdo, el Oviedo quiere a Tomás Sánchez, del Badajoz. Otro objetivo el lograr que se mantenga Nieto.

La renovación será más importante del medio del campo hacia adelante. Jimmy, Javi Mier y Riki (que regresa de su cesión al Racing) son los únicos centrocampistas puros. Aunque a ellos podría sumarse Tejera, si el club le convence de renovar su vinculacón. Sangalli, Viti y Borja en los extremos y Obeng como delantero son los futbolistas que completan el equipo con el que Ziganda podría trabajar ahora mismo. Tras perder piezas importantes como Nahuel, Edgar o Leschuk, el Oviedo deberá estar acertado en el mercado para construir un buen equipo.

Compartir el artículo

stats