Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así regresó Rivas al Oviedo: César Martín impulsó el movimiento en la cantera

Roberto Suárez se reincorpora a la secretaría técnica y será la mano derecha de Rubén Reyes en el mercado de fichajes que se avecina

65

Antonio Rivas y el Oviedo, una vida en imágenes

Para la hinchada más añeja del Tartiere, un férreo central. Capitán y líder inexpugnable de la defensa del último gran Oviedo durante un total diez temporadas (1989-1999), todas en Primera División. Para los más jóvenes, el entrenador que asumió el marrón de dirigir el barco del 2003, en el peor momento de la etapa del club.

Para el oviedismo, un emblema. Para el club, desde ayer el flamante nuevo director de la cantera. Un puesto de primer nivel para un oviedista ilustre. Antonio Rivas (Alcázar de San Juan, Ciudad Real, 1965) vuelve al Oviedo por tercera vez en su vida. Esta vez lo hace para embarcarse en una aventura desde los despachos.

El Requexón será su fortín durante las próximas cuatro temporadas. De él dependerán las decisiones de la cantera. César Martín, responsable de relaciones institucionales, es el principal impulsor de la vuelta de Rivas al Oviedo, que también cuenta con el aval del consejo. Rivas conoce a Rubén Reyes, pero ha sido César, excompañero del de Ciudad Real, el que ha pilotado la operación regreso.

El nuevo director de la cantera no vendrá solo. Pedro Luis González, que fue su segundo entrenador en el Oviedo, será ahora su mano derecha en la cantera y también regresa a la entidad. Roberto Suárez, anterior responsable de El Requexón, regresa a su vez a la secretaría técnica y será el hombre fuerte de Rubén Reyes. La vuelta de Rivas, anunciada ayer, ha sido una sorpresa incluso para varios miembros de primer nivel de la entidad. El movimiento se ha llevado con un secretismo absoluto y fluye por dos frentes.

El primero, el sentimental. Antonio Rivas es un referente para la afición azul y el Oviedo entiende que es necesario dotar de más identidad oviedista a la estructura para reenganchar a la hinchada desencantada. Nada mejor, creen, que la vuelta de un exjugador que goza del respeto general del oviedismo. El segundo frente que explica la vuelta de Rivas es estrictamente profesional. El de Ciudad Real atesora una gran experiencia en el fútbol formativo. Llega procedente del Atlético de Madrid, donde ha estado en dos etapas desde su marcha del Oviedo, en el año 2006.

Entre medias dirigió al Fuenlabrada y al Alcorcón, pero fue en el Atlético donde más tiempo estuvo. Allí, durante casi una década, entrenó al juvenil y al filial y además ocupó varios puestos de responsabilidad en la cantera. Rivas era la primera espada del proyecto Wanda, un plan de captación de jugadores en China. La pasada temporada Rivas dirigió al juvenil A y acabó la Liga en segunda posición.

El club madrileño le nombró entrenador del filial en abril, un puesto que ya había ocupado, con el objetivo de evitar el descenso a Tercera División, algo que finalmente se produjo.

65

Antonio Rivas y el Oviedo, una vida en imágenes

Rivas considera que en el Atlético ha cumplido una bonita etapa y decidió aceptar la oferta azul. Viejo conocido de Rubén Reyes, el club no ocultaba ayer la satisfacción por la vuelta de Rivas. “La historia continua. Estoy ilusionado por volver a ayudar en este proyecto”, explicó ayer el nuevo director de El Requexón en unas declaraciones distribuidas por el Oviedo.

Antes Rivas, que ayer estaba en Madrid, se despidió del Atlético mostrando un gran agradecimiento por la confianza demostrada todos estos años. “Cierro una etapa en un equipo muy importante en mi carrera deportiva y lo hago mostrando mi agradecimiento a todos los componentes de la entidad, porque me han ayudado mucho en el día a día y ahora me han otorgado todas las facilidades posibles para seguir mi trayectoria en otro club”, explicó el ya exrojiblanco. “Agradezco al Atlético de Madrid todos los años que he estado aquí, donde me he encontrado muy a gusto. Le deseo lo mejor, como no puede ser de otra manera, a una entidad tan grande como es el Atlético de Madrid”, concluyó.

El reto del nuevo máximo responsable de la cantera es inmediato. Con varias decisiones a tomar en los próximos días. La más urgente es decidir el inquilino del banquillo del Vetusta tras el descenso a Tercera División, con el exjugador Jaime Álvarez como uno de los candidatos, propuesto por el consejo en lugar de Emilio Cañedo.

No es el único reto que tendrá Rivas, que hoy será presentando en el Tartiere junto con Rubén Reyes (12.30 horas). Muchos entrenadores de la cantera del Oviedo acaban su contrato el 30 de este mes y están pendientes de una llamada del club azul. El exjugador será el encargado de agilizar dichos movimientos. La llegada de Rivas provoca un movimiento inmediato en la estructura del Oviedo que afecta al primer equipo. Tiene que ver con Roberto Suárez, principal responsable de la cantera desde el verano pasado tras el despido de Eduardo Rergis, que no contaba con el apoyo de Arnau.

Suárez regresa a la secretaría técnica, donde ya estuvo en la etapa de Arnau, aunque en los últimos tiempos no tenía influencia en el primer equipo y solo se dedicó a la gestión de El Requexón. Suárez, exfutbolista azul como Rivas y como Reyes, tiene experiencia en la búsqueda de jugadores y también fue director deportivo del Cádiz. El club piensa que es un bagaje más que suficiente para aportar en la secretaría técnica.

Compartir el artículo

stats