Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo acelera las salidas: el foco está en Obeng y Riki

Obeng, en  El Requexón. | Luisma Murias

Obeng, en El Requexón. | Luisma Murias

El ataque del Oviedo es en estos momentos la línea del equipo que más preocupa a la dirección deportiva mientras se acelera la operación salida. Los movimientos de los últimos días han dejado casi huérfana la delantera del Cuco Ziganda y Rubén Reyes peina el mercado buscando al menos dos arietes contrastados y con gol. El ecosistema de la configuración de la plantilla se ha alterado con la situación del ariete Obeng.

El Oviedo estudia ceder al delantero a un equipo de la Segunda División portuguesa. La posible salida del ariete, habitual recambio de Ziganda la pasada campaña, ha sido inesperada en el club. Fue el propio futbolista el que ve bien un cambio de aires, al menos momentáneo, y probar otros retos en un equipo extranjero. Obeng tuvo protagonismo la temporada pasada y completó 36 partidos en Segunda División, 14 de ellos como titular, anotando tres goles. Tiene contrato con el Oviedo hasta 2023, por lo que regresaría en el caso de marchar cedido.

El club azul mantiene la política de facilitar las salidas a los jugadores que quieran cambiar de aires. De ahí que se negocie la salida de Obeng, que todavía no está cerrada.

El asunto se resolverá en los próximos días, aunque mientras tanto el jugador continúa entrenándose con normalidad a las órdenes de Ziganda y ayer fue titular en el amistoso ante el Rayo Majadahonda y anotó un gol. Si finalmente se concreta la salida de Obeng, Javi Cueto sería el único ariete que tiene Ziganda a su disposición mientras se espera por Matheus, que todavía no ha podido volar a España. Según fuentes cercanas al futbolista, el retraso se debe a un problema con el visado que se resolverá en los próximos días.

Además, Steven ya es jugador del Marino después de rescindir su contrato con el Oviedo. De ahí que el club azul apure para buscar delanteros de garantías. A juicio del club, la falta de gol fue uno de los problemas principales de la pasada temporada. Borja Bastón es uno de los delanteros sondeados, aunque hay más en el radar y el Oviedo confía en cerrar al menos un fichaje para la delantera antes de que acabe julio.

La de Obeng no es la única salida que se debate en estos momentos en el Oviedo. La de Arribas rumbo al Aris de Salónica de Grecia está pendiente de culminar, pero hay más. La otra es la del canterano Riki, de vuelta en El Requexón tras su cesión en el Racing. El ovetense ve complicado ganarse la confianza del Cuco Ziganda y ya ha hecho saber su deseo de volver a probar suerte lejos de Oviedo en el caso de no contar con los minutos deseados. El Burgos de Michu, director deportivo, está interesado en sus servicios. Sin embargo, desde el club azul se traslada confianza total en Riki para esta misma temporada. En la entidad opinan que es un jugador preparado para la categoría que pueda aportar en el Oviedo tras haber destacado la pasada campaña en el Racing de Santander.

La situación recuerda a la del verano pasado, cuando Francesc Arnau bloqueó su marcha al Mirandés. El club respalda así al canterano, que no obstante tendrá la última palabra respecto a su futuro porque el Oviedo es el último interesado en que se pase media campaña en blanco, como así sucedió el curso pasado.

De irse finalmente Riki, es probable que el Oviedo busque en el mercado un jugador de unas prestaciones similares. Dependerá del límite salarial y del resto de la operación salida.

Compartir el artículo

stats