Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La odisea de Arribas: así se truncó su fichaje en Grecia

El central del Oviedo regresa a Oviedo tras romperse el acuerdo para jugar en el Aris de Salónica y su salida queda en el aire

Arribas, en el banquillo de El Requexón.

Arribas, en el banquillo de El Requexón. LNE

La odisea que ha vivido Alejandro Arribas ha sido de aúpa. Siete días de idas y venidas. Unos 4.800 kilómetros recorridos: la distancia que hay de Salónica (Grecia) a Oviedo. De verse fuera del equipo y preparado para jugar la Liga griega y la Liga Europa a subirse en un avión de vuelta a España sin acuerdo y con mucho agobio. Siete días en los que ha pasado de todo. El culebrón no se da por cerrado en el Oviedo porque la historia todavía puede tener nuevos capítulos. De momento, Arribas se encontraba ayer regresando a Asturias tras romper las negociaciones con el Aris de Salónica. Su contrato con el Oviedo sigue en vigor.

El central decidió aceptar hace unos días una oferta del conjunto de la primera griega y así se lo comunicó al club azul, que asumió su marcha, aunque no era esperada. En el Oviedo se miraba la parte positiva del adiós del central para hacer más espacio en el límite salarial. El ahorro total, teniendo en cuenta todas las marchas, se situaba en unos 3 millones de euros.

Desde que decidió aceptar la oferta, el central no se entrenó en El Requexón con permiso del club y tampoco fue convocado para el primer amistoso ante el Rayo Majadahonda (2-0) celebrado en Navia. Arribas puso rumbo a Salónica a principios de semana para cerrar su contrato. Sin embargo, el miércoles se rompieron las negociaciones tras una reunión del jugador con directivos helenos (el Aris de Salónica se encuentra en Kazajistán jugando la “Conference League” de la UEFA).

Las versiones sobre el desacuerdo difieren. “No le gustó lo que se encontró”, aseguraron fuentes cercanas al futbolista del Oviedo.

El portal griego “All About Irish”, medio cercano al Aris de Salónica, se hizo eco de las negociaciones fallidas y asegura que fue el club griego el que no aceptó las pretensiones económicas de Arribas al considerarlas excesivas. El giro en el guion, inesperado en el Oviedo, hace cambiar otra vez el rumbo de la planificación deportiva azul si finalmente Arribas opta por quedarse en el club.

Rubén Reyes ya estaba peinando el mercado en busca de otro central que no sería necesario si el madrileño sigue. En el club azul no se descarta ningún escenario y el jugador cuenta con varios equipos interesados en sus servicios, muchos de otras ligas extranjeras. La entidad guarda silencio sobre Arribas, aunque el malestar es palpable, sobre todo por el temor a un mal recibimiento de la afición tras todo lo sucedido con el central.

Compartir el artículo

stats