Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carla Gómez Nueva extremo del Real Oviedo Femenino

“Quiero luchar por ascender con el Oviedo”

“Llevo en el fútbol femenino desde los 5 años y he visto una gran evolución, pero falta mucho por recorrer”

Carla Gómez. | R. O.

Carla Gómez. | R. O.

La extremo catalana Carla Gómez (Terrasa, 1994) se convirtió ayer en el octavo fichaje del verano del Oviedo Femenino. Es diestra, suele jugar por la izquierda y llega al club azul tras haber estado en un sinfín de equipos. Tiene experiencia en Primera y su último conjunto fue el Tacuense canario.

–¿Se decidió rápido por el Oviedo?

–El club contactó con mi representante y más tarde me llamó el entrenador. No tenía muy claro qué hacer esta temporada pero el proyecto del Oviedo me gustó.

–Cambia Canarias por Asturias.

–Es un reto personal porque es totalmente distinto: de la playa al frío. Estoy acostumbrada a cambiar de aires y no tendré problema. En Zaragoza ya pasé bastante frío...

–¿Por qué el Oviedo?

–La oferta era buena y el trato con el entrenador, de gran importancia. Me dijo que podía aportar calidad y experiencia y la confianza que me demostraron fue determinante para aceptar.

–¿Cómo juega?

–Soy extremo. Técnica y rápida. Juego por la izquierda, pero me puedo acoplar a cualquier puesto en el ataque.

–¿Qué espera de la temporada?

–A nivel grupal quiero luchar por el objetivo, que es el ascenso. Lo mínimo es la permanencia, pero luego hay que soñar. A nivel personal quiero dar todo de mí, aportar lo máximo posible y que sea un año sano.

–¿Cuándo empezó a jugar al fútbol?

–Empecé con cinco años. Lo típico: iba a jugar al parque con mi padre y con mi abuelo. Me gustaba y decidí apuntarme en el Terrasa. Luego fui al Club Natació Terrassa. En aquella época jugaba con chicos.

–¿Cuándo empieza en el fútbol femenino?

–Con quince años pasé al Espanyol femenino. Estuve dos años muy buenos, era Primera Nacional. Luego fiché por el Barcelona. Estaba en el filial, pero entrené alguna vez con el primer equipo. En la cantera del Barcelona se nota mucho el trabajo que hacen desde la base. Fueron dos años maravillosos.

–Luego logró hacerse un sitio en Primera División en diferentes equipos

–Estuve en el Sant Gabriel, un equipo de Barcelona. Luego fui a Canarias. Pasé tres años en el Granadilla (Tenerife), otro en el Zaragoza, tres en el Santa Teresa (Badajoz) y este último en el Tacuense (Tenerife).

–¿Cuesta ir de un sitio hacia otro?

–¡Al final me voy a conocer toda España! Llevo seis años fuera de casa y es verdad que al principio cuesta más, pero ya estoy acostumbrada. Mi familia lo lleva bien porque saben que hago lo que me gusta.

–¿Hace algo más aparte de jugar al fútbol?

–En Badajoz trabajé durante un tiempo en una cafetería. En Oviedo tengo pensado estudiar algo. Empezaré apuntándome a inglés.

–¿Crece tanto el fútbol femenino cómo se cuenta?

–Llevo desde los cinco años y he visto una gran evolución. Los últimos años han sido buenos, pero queda mucho por recorrer.

Compartir el artículo

stats