Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jimmy agarra su oportunidad

La falta de efectivos en su puesto y sus actuaciones este verano le sitúan como clave del nuevo dibujo

Jimmy, en un entrenamiento | Irma Collín

Jimmy, en un entrenamiento | Irma Collín

Para Jimmy la temporada pasada, o al menos la mayor parte de la misma, no fue sencilla. Pero no le cambió mucho la rutina a la que se ha acostumbrado desde su salto al fútbol sénior: trabajar y trabajar hasta encontrar su oportunidad. El final de curso, donde sí lució, abrió una rendija a la esperanza. En el caso de Jimmy, el fútbol siempre le acaba ofreciendo una nueva oportunidad. Ahora, se dan dos condicionantes para que el canterano apunte al once inicial a escasas dos semanas del comienzo de la Liga. Una, que el mercado de medios centros sigue atascado y el Oviedo no va precisamente sobrado en la zona. Otro, las actuaciones de Jimmy este verano, consagrado como faro en la medular.

La falta de efectivos en el centro del campo es evidente en este Oviedo. Por eso, la prioridad de Rubén Reyes es la de incorporar un pivote para que Ziganda tenga una zona debilitada menos. Los azules han perdido respecto al pasado curso a sus dos puntales en la medular: Edgar, de regreso al Betis tras su cesión (y con serias opciones de quedarse a las órdenes de Pellegrini) y Tejera, jugador del Cartagena tras no alcanzar un acuerdo para renovar su vinculación con el Oviedo.

El favorito por la dirección deportiva para aportar equilibrio en el medio es Luismi. Lo es desde hace semanas. Pero su rescisión en el Elche y el interés de otros clubes están dificultando una operación que desde el club siguen viendo con contenido optimismo. Por eso, Reyes ha buscado en los últimos tiempos algunas alternativas, como la de Mfulu, pivote físico del Elche, que ayer se comprometió con Las Palmas.

Ante ese escenario, Jimmy ha aprovechado para erigirse en el faro del centro del campo azul. Ziganda parece dispuesto este año a darle mayor protagonismo a la posesión de balón mientras que otras ideas permanecen inamovibles: la presión tras pérdida, por ejemplo. Jimmy, futbolista de varios registros, se adapta perfectamente a las nuevas exigencias como lo hacía a las antiguas.

El asturiano siempre ha sido uno de los jugadores alabados por Ziganda. Tanto públicamente como en privado. Lo puso como ejemplo delante del vestuario junto a Edu Cortina cuando este salió el pasador verano rumbo a Mérida. La confianza en las palabras, sin embargo, costó que llegara en el campo. Pero lo hizo al final: Jimmy jugó 4 de los últimos 5 partidos en el once inicial.

Ahora, el nuevo sistema ideado por el Cuco le da alas al canterano. Ese 4-3-3 en el que el pivote ejerce de ancla, distribuidor de juego y primer perro de presa en la presión. Jimmy no quiere soltar su oportunidad.

Compartir el artículo

stats