Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo quiere cerrar ya las llegadas de Luismi y Borja Bastón

La columna vertebral se completará con la llegada de otro portero que compita con Femenías

Luismi, en su presentación con el Oviedo

Luismi, en su presentación con el Oviedo LNE

Hasta ahora, Rubén Reyes no se ha apartado de su hoja de ruta. Busca el director deportivo jugadores capaces de crear valor. De crecer de la mano del Oviedo. De ahí el perfil de los fichados hasta ahora: jugadores jóvenes, con proyección y necesidad de demostrar. Con las cesiones solo como último recurso (Joni Montiel). Pero Reyes se enfrenta ahora al punto clave del mercado: la columna vertebral del Oviedo necesita más piezas. Llega el momento de las incorporaciones que deben darle un salto de calidad al equipo.

Luismi, en su etapa en el Oviedo en El Requexón. | Irma Collín

Portero, medio centro y delantero: esas son las tres posiciones centrales que Rubén Reyes busca de forma prioritaria. Le acompañarán más. Un lateral derecho, otro extremo y otro pivote. Y más aún si se producen bajas. Pero la clave está en acertar en los puestos centrales.

Dos de ellos tienen candidatos claros. Luismi es el favorito para el medio centro. Lo es desde que hace meses Ziganda le pidiera su regreso a Arnau. Y la candidatura se mantuvo encima de la mesa con la llegada de Rubén Reyes. Con Luismi hay acuerdo desde hace días. Al menos de palabra. El jugador expresó desde el primer momento su deseo de recalar en el Oviedo y aunque cuenta con más pretendientes, en el club azul se confía en que su llegada se acabe produciendo.

El último escollo es que rescinda su contrato con el Elche. El conjunto ilicitano, en el que apenas contó el pasado curso en Primera, está por la labor de dejarle salir aunque en los últimos tiempos se ha detectado malestar con el centrocampista por no terminar de aceptar las condiciones ofrecidas por la entidad para la desvinculación. Mientras Luismi y el Elche se arreglan, el Oviedo se mantiene a la espera.

Borja Bastón, con la camiseta del Swansea británico. | LNE

Luismi le daría un salto de calidad al centro del campo, aportaría veteranía y equilibrio en una zona en reformar: tanto en nombres (se han ido Edgar y Tejera) como en forma (Ziganda parece dispuesto a apostar por tres pivotes en esquema). El Cuco solo cuenta ahora mismo con Jimmy y Javi Mier para la medular, además de Sangalli, reconvertido ahora en interior, por lo que cerrar un par de pivotes parece básico para la tranquilidad de Ziganda.

Para la delantera, también hay un candidato claro: Borja Bastón. Y aunque también hay optimismo en el Oviedo con la operación, no parece tan cerca como la de Luismi. Aquí se preocupa la competencia por el ariete, que, explican desde su entorno, no tiene excesiva prisa por elegir destino. Quiere jugar con los tiempos por si aparecen opciones jugosas una vez que el mercado avance.

A pesar de unos últimos años en los que no ha estado afortunado de cara al gol (desde los 18 goles con el Éibar en Primera en la 2015/16 no ha pasado de cinco tantos por curso), Bastón sigue siendo un delantero con caché y con tirón en la categoría.

Con Obeng decidido ahora a continuar (la opción de recalar en la Segunda portuguesa parece ahora descartada) y Matheus, la llegada de Bastón cerraría la vanguardia azul. A Ziganda le quedaría una delantera con suficientes variantes para su libreta. La opción de Bastón, con el que Reyes mantiene un trato fluido, es la favorita, aunque no la única sobre la mesa. Como en el caso de Luismi, la dirección deportiva trabaja con alternativas para el caso de que las negociaciones no lleguen a buen puerto.

Un “9” y un “6” le darían al equipo un salto de calidad importante, pero las novedades no se detendrán ahí. También busca el club un portero que compita con Femenías por la titularidad. El perfil, en este caso, responde a un meta curtido, con experiencia en la categoría. Tomeu Nadal, que ha finalizado contrato en el Albacete después de 5 campañas, y Serantes, con un breve paso por el Tenerife el pasado curso tras despuntar en el Leganés, son dos de los candidatos con los que ha tratado Rubén Reyes en las últimas semanas.

El Oviedo encara la recta final antes del inicio de la competición, se estrena el domingo 15 ante el Lugo en el Carlos Tartiere, y Ziganda. pendiente de la preparación del equipo, mira de reojo lo que sucede en los despachos para tener su plantilla al completo.

Compartir el artículo

stats